La campaña para lograr el pago de indemnizaciones a las víctimas de Rana Plaza ha durado dos largos años durante los cuales la Campaña Ropa Limpia ha exigido a las empresas internacionales que participasen en el sistema de indemnización basado en los convenios de la OIT y contribuyesen al Fondo Rana Plaza, creado para compensar a las víctimas.

En estos dos años más de un millón de activistas de toda Europa y de otras partes del mundo se han unido a nosotros/as para apoyar las acciones que hemos organizado para forzar a las empresas que fabricaron su ropa en una de las cinco fábricas del Rana Plaza a pagar indemnizaciones. Todas estas acciones en la calle y vía Internet han sido cruciales para persuadir a muchas marcas de ropa a aportar al Fondo Rana Plaza. La semana anterior al 24 de Abril de 2015, cuando se cumplía el 2º aniversario de la tragedia, logramos que aumentasen considerablemente las donaciones pero, aún así, faltaban 2,4 millones de USD para alcanzar los 30 millones USD necesarios. Una aportación anónima recibida en los últimos días ha permitido llegar a esta cifra.

El Fondo Fiduciario de Donantes Rana Plaza fue establecido por la OIT en Enero de 2014 con el objetivo de recaudar fondos para cubrir la pérdida de ingresos y costear los gastos médicos sufridos por las víctimas de la que es consideraba la tragedia más grave de la industria de ropa.

En Noviembre de 2014, el Comité de Coordinación Rana Plaza anunció que serían necesarios 30 millones de USD para pagar la totalidad de las 5000 reclamaciones de pago tramitadas. Sin embargo, el hecho de que las aportaciones por parte de las marcas y minoristas vinculadas al Rana Plaza fuesen insuficientes y no llegasen a tiempo había impedido hasta ahora culminar el proceso de pago de las indemnizaciones.

La Campaña Ropa Limpia continuará apoyando a las víctimas del Rana Plaza que quieran pelear pagos adicionales en reconocimiento del dolor y sufrimiento infligido como resultado de la negligencia corporativa e institucional. Estos pagos quedan fuera del ámbito de aplicación del Acuerdo Rana Plaza bajo el cual se creó el Fondo Rana Plaza.

La Campaña Ropa Limpia también seguirá trabajando para prevenir estas tragedias y para exigir cambios políticos de modo que aquellas personas afectadas en casos semejantes reciban apoyo a su debido tiempo. Acogemos positivamente la nueva iniciativa de la OIT en Bangladesh que pretende desarrollar un plan nacional de accidentes en el trabajo para las 4 millones de personas que trabajan en la industria de confección del país. Instamos a los gobiernos europeos a desarrollar una mejor regulación de las cadenas de suministro de modo que las marcas y minoristas tengan que rendir cuentas de manera adecuada en el futuro.

“El Lunes 8 de Junio la OIT anunciaba que dispone de los fondos necesarios para pagar la totalidad de las indemnizaciones a las víctimas del Rana Plaza en las próximas semanas. Es un día importante para la justicia y los derechos de los trabajadores y las trabajadoras de la industria de ropa”, declara Eva Kreisler. “Hubiésemos querido que este proceso no hubiese durado tanto. Han sido necesarios dos años y una presión ciudadana enorme para recaudar 30 millones de dólares con los que indemnizar a las víctimas cuando el beneficio anual colectivo de las empresas con vínculos en Rana Plaza ronda los 20 mil millones de dólares. Si algo ha quedado demostrado es que las políticas voluntarias de responsabilidad social corporativa no funcionan y es preciso superar el actual sistema basado en regulaciones voluntarias. El derecho de las víctimas a recibir indemnizaciones justas y rápidas no puede depender de la capacidad de indignación ciudadana, de la voluntariedad (o no) de las empresas y de la capacidad de movilización de organizaciones como la nuestra. Es preciso crear un marco en el que las trabajadoras y trabajadores de las cadenas de suministro globales de las empresas internacionales tengan verdadero acceso a la justicia. Debemos romper la lógica por la cual deslocalizar y subcontratar la producción también supone deshacerse de responsabilidades legales  y riesgos”.

Pin It on Pinterest

Share This