La campaña “¡Pagad Ya!” se lanza justo dos meses antes del primer aniversario del derrumbe del edificio Rana Plaza que albergaba cinco fábricas de ropa. Murieron 1138 personas y más de 2000 resultaron heridas de gravedad. La campaña “¡Pagad Ya!” pretende asegurar que cuando se cumpla el primer aniversario de la tragedia de Rana Plaza, los supervivientes y las familias de las personas que murieron no tengan que seguir esperando las indemnizaciones.

La Campaña Ropa Limpia exige a las marcas Benetton, KiK y Children’s Place, quiénes tenían producción en alguna de las cinco fábricas del edificio Rana Plaza cuando se derrumbó, que hagan una aportación significativa al fondo de compensación para asegurar que los pagos a las víctimas pueden comenzar.

40 millones de dólares (USD) es la cifra estimada necesaria para garantizar que todas aquellas personas heridas y las familias de los que murieron puedan ser indemnizadas en base a pérdida de ingresos y cobertura de gastos médicos. El fondo está abierto a toda aquella empresa, particulares u otros donantes que quieran contribuir.

Hasta la fecha las empresas El Corte Inglés, Inditex, Loblaw, Mango y Mascot se han comprometido públicamente a contribuir al fondo de compensación.

“A lo largo de estos 10 meses muchos informes han descrito la insostenible situación de las víctimas. Celebramos estas primeras aportaciones al fondo. Anteriormente las iniciativas para compensar a las víctimas han sido aleatorias, desiguales, impredecibles, poco transparentes y han dejado a una gran parte de las víctimas sin nada. El “Acuerdo Rana Plaza” (The Arrangement) ha establecido una estructura operativa que pondrá fin a esta imprevisibilidad. Todo lo que ahora se necesita es que las empresas de ropa contribuyan al fondo y lo hagan ya. El derrumbe del Rana Plaza es sintomático de un problema más amplio de la industria de ropa y esperamos que todos los actores de esta industria hagan generosas aportaciones” señala Ineke Zeldenrust, coordinadora del Secretariado Internacional de la Clean Clothes Campaign (Campaña Ropa Limpia).

Casi todas las víctimas del Rana Plaza eran trabajadoras y trabajadores de las fábricas de ropa a las que se les había obligado a volver a sus puestos de trabajo.

Shila Begum, costurera en una de las fábricas y atrapada bajo los escombros del Rana Plaza, describe porqué decidió volver a entrar pese a las evidentes grietas que tenía el edificio: “Nadie quería volver a entrar al edificio aquel día … [pero] aún así entré. Cuando bastante gente te pega, haces lo que te digan. Se podía ver la tensión en los ojos de la gente”.

Shila, enterrada durante casi un día bajo los escombros fue finalmente rescata pero las lesiones fueron de tal calibre que le tuvieron que practicar una histerectomía, sufre constantes dolores en su brazo y no puede trabajar. El trauma de aquel día pervive. “No sé si seré capaz de poner el pie en una fábrica de ropa otra vez”.

En Daca, capital de Bangladesh, los/as trabajadores/as de la industria de ropa y los sindicatos formarán hoy una cadena humana y organizarán una rueda de prensa para reclamar que se aceleren los pagos de las indemnizaciones. Hameeda Hossein de la organización SNF (Bangladesh Worker’s Safety Forum) señala: “Después de que se derrumbase el edificio Rana Plaza, el mundo entero miró durante semanas cómo se rescataba a los heridos y los cuerpos de los que murieron de entre las ruinas. Ahora es hora de que todos actuemos para garantizar que se consiguen los 40 millones de dólares necesarios antes del 24 de Abril”.

El “Acuerdo Rana Plaza” (Rana Plaza Arrangement) es un marco de colaboración pionero para asegurar que las pérdidas de los supervivientes y las familias de los murieron puedan ser compensadas.

La estructura operativa ha sido desarrollada por el antiguo Director de la Comisión de Compensación de Naciones Unidas junto con expertos de la OIT y el Ministerio de Trabajo de Bangladesh. Algunas de las más reconocidas organizaciones de la sociedad civil y de defensa de los derechos laborales participan gestionando las reclamaciones de pago y proporcionando asesoramiento. Las evaluaciones médicas serán realizadas por médicos cualificados del “Centro para la Rehabilitación de Parapléjicos” (CRP por sus siglas en inglés). Un equipo independiente compuesto por personal local e internacional ha sido designado para determinar las indemnizaciones a los demandantes. La Agencia Alemana de Cooperación (GIZ) se ocupará de los trámites administrativos de la operación.

Roy Ramesh Chandra, Presidente de la federación sindical United Federation of Garment Workers y Secretario General en Bangladesh del sindicato internacional IndustriALL (IBC por sus siglas en inglés) manifiesta: “El “Acuerdo Rana Plaza es una iniciativa sin precedentes y permite que las marcas, el gobierno, la patronal y los sindicatos trabajemos juntos para lograr una salida justa a las víctimas de Rana Plaza”

Han pasado 10 meses desde la tragedia más grave de la industria de ropa. No caben más excusas. Las marcas pueden demostrar que pueden ser parte de la solución si Pagan Ya!

 

Pin It on Pinterest

Share This