Hasta el momento se ha podido confirmar que C&A (que corroboró su relación con la fábrica en un comunicado emitido ayer) y Li&Fung, el gigante agente de  compras con sede en Hong Kong, se encuentran entre los clientes de la fábrica incendiada.

 

Otras etiquetas y documentos encontrados en la fábrica se relacionan con las empresas Walmart, Edinburgh Woollen Mill, Kik, Teddy Smith, Ace, Dickies, Fashion Basics, Infinity Woman, Karl Rieker GMBH & Co., True Desire (Sears).

También se han encontrado etiquetas de la empresa italiana Piazza Italia y la marca Enyce entre los restos de la fábrica. Enyce pertenece al conocido rapero y productor Sean Combs, conocido como Puff Daddy o P Diddy.

 

“Estamos seguros de que el Sr. Combs estará tan sorprendido como nosotros de descubrir que su empresa está implicada en una tragedia tan horrible”, dijo Liz Parker del Secretariado Internacional de la Campaña Ropa Limpia. “Instamos a que use su influencia para asegurarse de que las fábricas de ropa son lugares seguros para la gente que va a trabajar”.

La Campaña Ropa Limpia y nuestros socios en Bangladesh estamos trabajando para obtener confirmación de cada una de estas marcas acerca de su relación con la fábrica Tazreen y les insta a que aclaren públicamente su vínculo con Tazreen o con el grupo empresarial propietario de la fábrica incendiada, TUBA group.

La Campaña Ropa Limpia exige también a las empresas clientes de la fábrica Tazreen que inicien una investigación inmediatamente para esclarecer todos los hechos del caso y garanticen una indemnización adecuada a las víctimas y sus familias. Es particularmente urgente que las empresas internacionales se impliquen para garantizar que la personas heridas en el incendio reciben el tratamiento médico que necesitan.

Para prevenir nuevos incendios en las fábricas de ropa de Bangladesh, la Campaña Ropa Limpia junto con los sindicatos y las organizaciones de derechos laborales en Bangladesh y en todo el mundo han desarrollado un programa de seguridad que comprende inspecciones independientes y transparentes, reparaciones obligatorias de las deficiencias de construcción identificadas, revisión de todas las leyes y reglamentos de seguridad, compromiso de pagar precios adecuados para costear las mejoras necesarias que hayan que emprenderse en las fábricas y la participación directa de los sindicatos en formación de los y las trabajadoras en materia de salud y seguridad. La Campaña Ropa Limpia renueva el llamamiento a las marcas internacionales para que participen en este programa de manera urgente.

El incendio en Fashions Tazreen, eleva el total de personas trabajadoras  que han muerto en incendios de fábricas de ropa en Bangladesh desde 2006 hasta alrededor de 700. Un segundo incendio ocurrido el lunes 26 de noviembre en el que afortunadamente sólo hubo que lamentar heridos,  demuestra una vez más la necesidad de adoptar medidas inmediatas sectoriales para evitar futuras tragedias.

Las protestas generalizadas de trabajadores y trabajadoras se han extendido por Daca, capital de Bangladesh, para demostrar la ira y la desesperación por la trágica pérdida de tantas vidas. “Es dantesco que sigan muriendo personas para producir nuestra ropa. No se trata de accidentes fortuitos ni de fatalidades, se trata de negligencia criminal. Las marcas, los empleadores de las fábricas y las autoridades son co-responsables y no deben retrasar ni un día más la adopción de medidas estructurales para evitar estas tragedias. La impunidad con la que se juega con la vida de los y las trabajadoras debe ser perseguida” señala Eva Kreisler de la Campaña Ropa Limpia. 

Pin It on Pinterest

Share This