Ver fichero adjunto

El informe retrata la situación de las miles de personas que en India trabajan fuera de las fábricas, desde sus casas, cosiendo zapatos. Se trata de mujeres que están atadas a la casa por las responsabilidades domésticas que les son atribuidas socialmente en India, pero que también necesitan ganarse la vida por sí mismas y para su familia.

Sus condiciones de trabajo son todavía más duras que en las fábricas, ya que, sin contrato, no tienen ninguna seguridad de poder trabajar, los precios a destajo son más bajos que en las fábricas y no tienen cobertura social ni sanitaria de ningún tipo.

 

Pin It on Pinterest

Share This