Entre los elementos destacados se incluyen: – Inspecciones iniciales (Identificar los peligros graves y la necesidad de reparaciones urgentes) se completarán en un plazo de 9 meses. – Se ha acordado un procedimiento transitorio que tendrá efecto cuando los procesos de inspección existentes o informes de los trabajadores identifican fábricas que requieren medidas correctivas inmediatas. – Proceso de contratación iniciado en lo concerniente a los cargos de Inspector Jefe de Seguridad y de Director Ejecutivo. – Estructura de gobernanza establecida a través de un Comité Director con representación paritaria de las empresas y los sindicatos firmantes y un Consejo Consultivo con amplia representación en Bangladesh. Los firmantes del Acuerdo afirmaron que la prioridad era actuar rápidamente para reducir los riesgos graves que enfrentan los trabajadores en las fábricas cubiertas por el Acuerdo. Las inspecciones iniciales en cada fábrica se completarán a más tardar en un plazo de 9 meses y los planes de renovaciones y reparaciones se pondrán en marcha cuando sea necesario. Estos se centrarán en los aspectos que plantean riesgos graves e inmediatos para las personas trabajadoras, en particular, infraestructuras y procedimientos de emergencia insuficientes (por ejemplo, salidas de emergencia, formación en materia de incendios y evacuación) y en los defectos fundamentales que podrían conducir a un fallo estructural parcial o total de una fábrica. Jyrki Raina, Secretario General de IndustriALL declaró: “Nuestra misión es clara: garantizar la seguridad de todos los trabajadores de la industria de las prendas de vestir de Bangladesh. La participación directa de los trabajadores en las fábricas es la clave para el éxito de este programa“. En el período de transición, mientras se ultiman los detalles y se instaura la inspección, un protocolo de emergencia garantizará acción rápida para proteger a los trabajadores en cualquier fábrica donde los programas de inspección existentes o informes de las personas trabajadoras identifiquen una amenaza inmediata para la vida y la integridad física. Todas las empresas signatarias que utilicen la fábrica concernida serán notificadas inmediatamente y se indicará al dueño de la fábrica que cese sus operaciones en espera de más investigación y/o reparaciones. Con la participación de los sindicatos locales, se informará a los trabajadores  y trabajadoras de la fábrica del peligro potencial y de su derecho a negarse a entrar en un edificio potencialmente inseguro. Se presentará un plan viable con las renovaciones y reparaciones que deben emprenderse para hacer frente a los peligros y los trabajadores serán remunerados durante el cierre de la fábrica. Andy York, Director de Comercio Ético, N Brown Group dijo: “Los firmantes coinciden en que este esfuerzo conjunto es un programa viable y eficaz, con un verdadero compromiso por parte de todas las partes interesadas de colaborar. Es la única manera de lograr un cambio sostenible a largo plazo para la industria de la confección en Bangladesh“. Han comenzado los trámites para contratar al Inspector Jefe de Seguridad y al Director Ejecutivo, quienes dependerán directamente del Comité Director del Acuerdo. Para el 15 de julio se recogerán datos relativos a las fábricas de todas las empresas signatarias, junto con detalles del edificio de cada una de ellas. Se publicará una lista acumulada de todas las fábricas cubiertas por el Acuerdo. La estructura legal que administrará el Acuerdo será una fundación establecida en los Países Bajos y con oficina en Bangladesh. Se han elegido a los seis miembros ejecutivos del Comité Director. Los miembros incluyen funcionarios y funcionarias de IndustriALL Global Union, UNI Global Union y del Consejo de Sindicatos de Bangladesh, así como representantes de las empresas signatarias: Inditex, N.Brown Group y PVH Corp. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha designado a un alto representante para actuar de presidente. Se establecerá un Consejo Consultivo integrado por representantes del Gobierno de Bangladesh, así como de los proveedores, las marcas, los sindicatos y las ONG locales. El Consejo Consultivo, que será presidido por un representante de la OIT, es de vital importancia para garantizar un fuerte vínculo con los actores locales y el Plan de Acción Nacional. Una delegación del Comité Director, visitará Bangladesh a finales de julio para reunirse con los actores locales con el fin de examinar su papel en la aplicación del Acuerdo y de establecer relaciones de trabajo. El Comité Director desea agradecer el gran trabajo dedicado por el equipo de aplicación en estos últimos 45 días al diseño del plan de aplicación. El equipo de aplicación estaba compuesto de la Campaña Ropa Limpia, el Workers Rights Consortium (consorcio por los derechos de los trabajadores), IndustriALL Global Union, UNI Global Union, Aldi, C & A, Inditex, N Brown, Otto Group y PVH Corp.

Pin It on Pinterest

Share This