Ayúdanos a presionar a Zara, Mango y Next para que paguen las indemnizaciones y los salarios atrasados correspondientes a las 140 personas trabajadoras de Bravo Tekstil que se quedaron en la calle tras el cierre repentino de la fábrica.

A pesar de que el 75% de la producción total de la fábrica era para Zara y la marca española obtuvo ganancias récord en el primer trimestre de 2017, por el momento se ha negado a garantizar que las personas que contribuyeron a obtener esos beneficios sean compensadas ​​de manera íntegra por su trabajo.

Zara, Mango y Next se han negado a asumir la responsabilidad hacia las 140 personas que produjeron sus prendas de ropa en Bravo Tekstil. La cantidad que se les debe es de 2.739.281,30 liras turcas (unos 650.000 euros). En el caso de Inditex, la empresa matriz de Zara, constituye menos del 0,01% de las ventas netas solo para el primer trimestre de 2017.

Puedes compartir la petición en las redes sociales y hacer que llegue más lejos utilizando la etiqueta #JusticeForBravoWorkers

 

Pin It on Pinterest

Share This