ACTUALIZACIÓN: Destacados líderes de derechos laborales en Bangladesh perseguidos, amenazados y detenidos

13/agosto/2010 | Noticias

  Sube esta información a tu perfil de Facebook, para ayudarnos a que  más personas firmen la acción urgente

t t t t t<!– tt@page { margin: 2cm } ttP { margin-bottom: 0.21cm } ttA:link { so-language: zxx } t–> t

Desde que el pasado 29 de julio el Gobierno de Bangladesh anunciase el nuevo salario mínimo fijado para la industria de ropa, fuentes gubernamentales han declarado que el Gobierno no tolerará situaciones de «anarquía» en el sector de la confección. El nuevo salario mínimo, fijado en 3000 Taka (32 €), sigue siendo insuficiente para satisfacer las necesidades básicas de los trabajadores y las trabajadoras, que continúan saliendo a las calles para protestar. Se han emitido órdenes de detención contra cientos de trabajadores/as y varios líderes de defensa de los derechos laborales.

Concretamente, la ONG BCWS y sus líderes son objetivos prioritarios de esta ofensiva gubernamental contra las organizaciones que defienden los derechos laborales. En un comunicado oficial del Gobierno, la ONG ha sido acusada de «fomentar el malestar y la agitación en el sector de la confección». Los líderes de BCWS se han visto obligados a esconderse y la policía está amenazando a sus familias con palizas, hostigando a sus colegas y utilizando otras fórmulas para localizarles. Los líderes de BCWS están muy preocupados por su propia seguridad física y por la de sus familias y colegas. Corren el riesgo de ser detenidos de manera ilegal y torturados como ya ha sucedido con otro de sus colegas (Hostigamiento, palizas y extorsiones).

Te pedimos que, por favor, escribas a las autoridades de Bangladesh para exigir la retirada de las causas penales y se garantice la seguridad de los líderes laborales. Al existir evidencias de que una fábrica en concreto,  la empresa Nassa Global Wear (¿Por qué se ensañan con BCWS?), esté jugando un papel importante en los ataques contra la ONG, también te pedimos que firmes la carta dirigida al propietario del grupo empresarial Nassa condenando estas acciones.

 

¡Envía ahora una carta a las autoridades de Bangladesh  y otra al grupo  textil Nassa!

 

Más información:

La nueva propuesta de salario mínimo del Gobierno de Bangladesh

El 29 de julio, el Gobierno de Bangladesh anunció su propuesta de elevar el salario mínimo mensual a 3.000 taka (32 €), efectivo desde el 1 de noviembre de 2010. De esa cantidad, 2.000 takas constituiría el salario básico mientras 800 takas se pagarían en concepto de alquiler de la vivienda y 200 takas en concepto de prestaciones por salud. El salario del nivel de aprendiz aumentaría a 2.500 takas (€ 27), por encima de los actuales 1.200 takas (13 €).

El anuncio del Gobierno fue una amarga decepción para lo/as trabajadore/as que exigían que el salario mínimo alcanzase los 5.000 takas (54 €) mensuales. Los líderes de lo/as trabajadore/as han dejado claro que 3000 taka no es suficiente para cubrir las necesidades básicas y no cubre el enorme aumento del costo de la vida de los últimos años.

Además, existe la preocupación de que el nuevo salario mínimo no sea efectivo hasta el 1 de Noviembre. Si no fuese efectivo antes de esta fecha, la fecha actual propuesta para la implementación, lo/as trabajadore/as no verán aplicado el incremento salarial en el bono anual que perciben a principios de Septiembre (al final del periodo de Ramadán) y que se calcula en base al salario mínimo.

Ordenes de detención

Tras el anuncio del nuevo salario mínimo, los trabajadores y las trabajadoras continuaron las protestas en las calles. Se produjeron violentos enfrentamientos con la policía lo que dio lugar a numerosas detenciones y miles de denuncias presentadas, a menudo de forma anónima, contra las y los trabajadores.

El Gobierno de Bangladesh ha realizado declaraciones en los periódicos contra los líderes de defensa de los derechos laborales acusándoles de «provocadores», «saboteadores» e incluso «terroristas». Les acusan de estar manipulando a lo/as trabajadore/as e incitando a la revuelta, ignorando así su legítima lucha cuyo motor verdadero es el hambre.

El 31 de julio, un periódico de Bangladesh publicó una lista de 10 personas buscadas por el Gobierno de Bangladesh en relación con los disturbios. Entre los destacados figuran Kalpona Akter, Babul Akhter y otro hombre que trabaja como asesor sindical, el Sr. Montu Ghosh. El Sr. Ghosh fue detenido la tarde del 30 de julio. Otros dirigentes sindicales señalados en el diario son: Mahbub Islam, Bazlur Rashid Feruz, Moshrefa Mishu, Sultan Bahar, Nasim Nasrin, Ruhul Amin y Abul Hossain.

t t t t t<!– tt@page { margin: 2cm } ttP { margin-bottom: 0.21cm } t–> t

El grupo empresarial Nassa Global Wear

La causa inmediata de que BCWS perdiese su status legal de ONG podría estar relacionado con el apoyo que la ONG proporcionó a lo/as trabajadore/as para ayudarles a formar un sindicato independiente en una fábrica textil en particular, Nassa Global Wear. Lo/as trabajadore/as de la fábrica se pusieron e contacto con BCWS en abril de 2010, para recibir ayuda en la resolución de conflictos laborales. Los dueños de la empresa son militares retirados que pudieron haber utilizado su influencia política para impedir la existencia legal de BCWS. Aunque la notificación oficial explicando las motivaciones de la revocación del status legal no llegó a BCWS hasta el 10 de Junio, el grupo Nassa lo supo con anterioridad y así se lo hizo saber a sus trabajadore/as el 6 de Junio, cuatro días antes de que BCWS recibiese la notificación oficial de cierre.

El 19 de junio, tres días después el Sr. Islam fuese detenido y golpeado por la policía, la empresa presentó cargos criminales contra dos miembros de BCWS, entre ellos el Sr. Islam, y 57 trabajadores alegando que habían golpeado a los directivos, realizado actos vandálicos y robado bienes. El BCWS ha informado de que los disturbios continúan en la fábrica, incluyendo palizas por «matones locales», propinadas a los trabajadores tanto dentro como fuera de su lugar de trabajo. El 22 de julio, la televisión de Bangladesh informaba que 40 trabajadores resultaron heridos en esta fábrica.

El grupo Nassa Global Wear produce ropa para conocidas empresas incluyendo la estadounidense Wal Mart, la francesa Carrefour, la británica Tesco, y la sueca H&M.

La industria de ropa en Bangladesh, la columna vertebral de su economía

Se estima que alrededor de 3 millones de personas trabajan en la industria de ropa de Bangladesh. La gran mayoría son mujeres. Los ingresos por exportaciones de ropa representan el 80% de los ingresos por exportaciones del país, es su principal fuente de divisas. Los salarios de las trabajadoras de la industria de ropa de Bangladesh son los más bajos del mundo y no les da para cubrir las necesidades básicas.

 

El salario mínimo legal en Bangladesh estaba alrededor de los 18 euros al mes (1.662,50 takas) antes de la subida anunciada -y aún no efectiva- el pasado 29 de Julio por el Gobierno. Con este salario se está postrando  a las trabajadoras y a sus familias en la pobreza e hipotecando sus vidas.

De acuerdo con centro de investigación de Bangladesh, el «requisito mínimo para cubrir las necesidades básicas» en ciudades como Dhaka y Chittagong es 1.805 calorías por día. En 2006, cuando se aprobó el salario mínimo de 18 euros al mes (tras 12 años congelado), calcularon cuanto costaría mensualmente por persona alimentarse satisfaciendo este consumo de calorías y el resultado fueron 15 euros.

Desde 2006, los precios de casi todos los alimentos de primera necesidad se han duplicado, y en algunos casos triplicado. Eso significa que actualmente las trabajadoras de la confección que ganan el salario mínimo ni siquiera ganan lo suficiente para alimentarse, y mucho menos pagar otras necesidades básicas para ellas y sus familias. Esta es la razón por la que decenas de miles de trabajadores y trabajadoras siguen tomando las calles, cerrando fábricas y exigiendo al Gobierno que se triplique el salario mínimo que aún así seguiría siendo muy modesto (54€ al mes / 5.000 takas).

Las principales empresas de ropa del mundo se suministran en Bangladesh. Ellas también tienen su parte de responsabilidad en asegurar y contribuir con sus acciones a que la ropa que comercializan se produce en condiciones laborales dignas incluyendo el pago de un salario digno a las y los trabajadores.

 

¡Actúa ahora!

Los trabajadores y las trabajadoras de Bangladesh necesitan tu ayuda

¡Envía ahora una carta a las autoridades de Bangladesh  y otra al grupo  textil Nassa!

  Sube esta información a tu perfil de Facebook, para ayudarnos a que  más personas firmen la acción urgente

  Foto: Activista Kalpona Akter detenida el pasado 12 de agosto. 

También te puede insteresar

Llamamiento internacional a Benetton con ocasión del Día Internacional de los Derechos Humanos

Llamamiento internacional a Benetton con ocasión del Día Internacional de los Derechos Humanos

Coincidiendo con el Día Internacional de los Derechos Humanos, activistas de Europa y EEUU reclaman a Benetton que pague indemnizaciones a las víctimas del derrumbe del Rana Plaza ocurrido en Bangladesh el 24 de abril de 2013. En el estado español ha habido concentraciones frente a tiendas de Benetton en Barcelona y Vitoria-Gasteiz

Pin It on Pinterest

Share This