Adolfo Domínguez se apunta a la ofensiva neoliberal

09/febrero/2010 | Noticias

Es el caso del diseñador gallego Adolfo Domínguez, que en una conferencia pronunciada a principios de febrero en el Fórum Europa pedía públicamente medidas como el despido libre o el retraso de la edad de jubilación. Según Domínguez, la posibilidad de despedir sin trabas administrativas ni judiciales haría que la gente «se ganara su puesto de trabajo cada día» y permitiría a los empresarios adaptar su producción a la  demanda. Sin duda, el modisto es todo un nostálgico, de los que piensa que cualquier tiempo pasado fue mejor, y que añora el trabajo intensivo, clandestino y mal pagado que caracterizaba el sector textil gallego hace pocos años. Tanto echa de menos aquellos tiempos no muy lejanos que su firma subcontrata una parte cada vez mayor de su producción a países como Bangladesh, China o Marruecos, abandonando a los  proveedores del Estado español que se ven forzados a cerrar. Y es que los talleres españoles difícilmente pueden ofrecer los mismos precios que las fábricas bengalíes, donde las trabajadoras de la confección cobran aproximadamente 26 euros mensuales.Acceso a este artículo completo de Albert Sales

También te puede insteresar

Es hora de que las marcas de ropa paguen

Es hora de que las marcas de ropa paguen

La red Campaña Ropa Limpia junto con los/as trabajadores/as y sindicatos internacionales y de Bangladesh lanzan hoy una campaña internacional demandando a las marcas de ropa que producen en Bangladesh que contribuyan inmediatamente al fondo de compensación para las víctimas de Rana Plaza (Rana Plaza Donors Trust Fund). El fondo, supervisado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), reúne aportaciones voluntarias en el marco del acuerdo para reparar a las víctimas de Rana Plaza (Rana Plaza Arrangement).

Las marcas todavía están muy lejos de garantizar un salario digno

Las marcas todavía están muy lejos de garantizar un salario digno

La Campaña Ropa Limpia ha publicado "Salarios Dignos", un estudio en profundidad sobre lo que están haciendo 50 de las marcas más importantes de Europa, entre ellas tres españolas (Desigual, Mango e Inditex) para garantizar que las trabajadoras que elaboran las prendas que venden reciben un salario digno. Este estudio demuestra lo lejos que se encuentran las empresas para garantizar este derecho fundamental.

Pin It on Pinterest

Share This