Declaración de solidaridad en el 11 aniversario del incendio de Ali Enterprises

11/septiembre/2023 | Noticias, Seguridad y salud

Hace once años, el 11 de Septiembre de 2012, más de 250 personas murieron  en el incendio de la fábrica de confección Ali Enterprises de Karachi (Pakistán). La Campaña Ropa Limpia expresa su solidaridad con las familias cuyos seres queridos murieron y con las personas que resultaron gravemente heridas como consecuencia de aquel terrible incendio.

La red Campaña Ropa Limpia expresa su solidaridad con las personas afectadas por el incendio y con todos los trabajadores y trabajadoras de la confección y el textil de Pakistán Nuestros pensamientos están con todas las víctimas del mortífero incendio: los supervivientes -algunos de los cuales se vieron obligados a salvar sus vidas saltando desde los pisos superiores de la fábrica-, y,  las familias que perdieron a sus seres queridos, en muchos casos el sostén de la familia.

Lucha por la seguridad en las fábricas

El incendio de Ali Enterprises fue un ejemplo más de la inseguridad y lamentables condiciones laborales en las que se ven obligadas a trabajar las trabajadoras y trabajadores de la confección y el textil de Pakistán. También demostró el fracaso de los sistemas de auditoría social que utilizan muchas marcas. Las empresas de auditoría social que inspeccionan las fábricas en nombre de las empresas internacionales o de las propias fábricas para comprobar las condiciones de trabajo son totalmente inadecuadas para detectar y abordar las violaciones reales de los derechos laborales. La fábrica de Ali Enterprises había sido certificada conforme a las normas internacionales de certificación social apenas unas semanas antes del incendio.

Zehra Khan, secretaria general de la Federación de Trabajadoras a Domicilio de Pakistán, ha declarado: «Las falsas garantías de los auditores que controlaron la fábrica de Ali Enterprises demuestran que todos los informes de auditoría deberían ser públicos. Las auditorías sociales privadas sólo sirven de camuflaje para engañar a los consumidores y hacerles creer que todo va bien en las fábricas. Las auditorías sólo pueden ser eficaces si se llevan a cabo mediante un sistema de auditoría tripartito y jurídicamente vinculante con participación sindical para garantizar que están orientadas a los resultados y centradas en los trabajadores.»

El incendio de Ali Enterprises demostró de forma concluyente que los sistemas voluntarios y dirigidos por las marcas no funcionan, pero no fue hasta que ocurrió la inmensa tragedia del derrumbe del Rana Plaza en Bangladesh en 2013, una década de trabajo en materia de seguridad en Bangladesh y años de lucha de los sindicatos paquistaníes para que finalmente llegara un programa de seguridad transparente y jurídicamente vinculante a Pakistán. El “Acuerdo sobre Salud y Seguridad en la Industria Textil y de la Confección de Pakistán” (conocido como Acuerdo de Pakistán) fue anunciado por los sindicatos y las marcas en diciembre de 2022 y actualmente se está poniendo en marcha.

Aunque ya son 72 las marcas que han firmado el Acuerdo de Pakistán, varias grandes empresas aún tienen que mostrar su compromiso. Entre las marcas que están dando largas para firmar el Acuerdo de Pakistán (pese a haber suscrito el Acuerdo de Bangladesh), se encuentran las marcas británicas Boohoo, The Very Group y Missguided, así como Target Australia, Esprit y Fruit of the Loom. Además, hay muchas marcas que no han firmado el Acuerdo en ninguno de los dos países, como IKEA, Levi’s, Kontoor Brands (Lee, Wrangler), Amazon, Target US, Decathlon y el grupo español Tendam (Cortefiel, Springfield, Women’s Secret…).

Todas las marcas que se abastecen en Pakistán y aún no lo han hecho deben firmar el Acuerdo de Pakistán.

Justicia para las familias afectadas y las personas supervivientes

Años de lucha por parte de las víctimas del incendio de Ali Enterprises desembocaron en 2016 en un programa sin precedentes que garantiza pensiones vitalicias a las familias que perdieron a sus familiares, así como a los trabajadores que ya no pueden mantenerse por sí mismos. En un preocupante giro de los acontecimientos, las familias y las organizaciones de derechos laborales de Pakistán que lucharon decididamente por este acuerdo se han visto ahora excluidas de las decisiones cruciales sobre el futuro de este fondo. La Campaña Ropa Limpia está seriamente preocupada por la falta de consentimiento y ausencia de transparencia mostrada por la Organización Internacional del Trabajo en su gestión del proceso de desembolso. Instamos a que se restablezca un comité nacional de supervisión, que incluya a la Asociación de Afectados por el Incendio de Ali Enterprises, al Instituto de Educación e Investigación Laboral de Pakistán (PILER) y a la Federación Nacional de Sindicatos (NTUF), para que puedan seguir representando a las personas afectadas en las cuestiones relacionadas con el pago de las pensiones, como habían venido haciendo desde el inicio del programa.

«La OIT llegó a un acuerdo con una compañía de seguros para dirigir el programa sin el consentimiento de la Asociación de Afectados ni de PILER y NTUF, e incluso se niega a compartir con nosotros el acuerdo con la compañía de seguros. ¿Qué credibilidad tiene este programa sin la supervisión de quienes representan a las personas afectadas por el incendio?»

Nasir Mansoor, Secretario General de la Federación Nacional de Sindicatos de Pakistán.

También te puede insteresar

Pin It on Pinterest

Share This