Dirigente sindical de Camboya detenido

17/diciembre/2010 | Noticias

 

La Campaña Ropa Limpia está profundamente preocupada por la seguridad e integridad de los sindicalistas y líderes de lo/as trabajadore/as en Camboya. El 18 de noviembre Sous Chantha, dirigente sindical de C.CAWDU (Coalición de Sindicatos Democráticos de Trabajadores de Ropa de Camboya) fue detenido y acusado de tráfico de drogas. Las pruebas sobre las que se sostiene esta detención parecen ser un montaje con el fin de poner fin a sus actividades sindicales. Se enfrenta a penas de cárcel de 2 a 5 años.El pasado mes de septiembre C. CAWDU organizó una huelga en todo el país reivindicando salarios dignos lo que dio lugar a despidos masivos de los miembros del sindicato y decenas de casos legales presentados contra los dirigentes sindicales. A fecha de hoy, 379 trabajadores y trabajadoras de 18 empresas aún no han sido readmitidos. Sus familias carecen de otros ingresos. No pueden pagar la comida, ni el alquiler de sus casa y corren el riesgo de ser expulsados de sus viviendas.Por favor, actúa hoy mismo firmando una carta aquí y ayúdanos a presionar al Gobierno de Camboya para que libere inmediata e incondicionalmente a Sous Chantha.

 

También nos estamos dirigiendo a la patronal de Camboya GMAC (Garment Manufacturer Association in Cambodia) para que readmita a todos los trabajadores y líderes sindicales despedidos y con contratos suspendidos pagándoseles sus salarios medios de manera retroactiva. Asimismo estamos demandando a GMAC que entable negociaciones de buena fe con los trabajadores.

Detenido por unirse C. CAWDU

El dirigente sindical detenido, Sous Chantha ha estado trabajando en la fábrica the “United Apparel Garment” (llamada anteriormente “Lotus Garment”) en Phnom Penh durante los últimos cuatro años. La fábrica en cuestión produce ropa principalmente para la marca GAP. Sous Chanta ha sido un dirigente sindical desde 2008 y representaba a aproximadamente 1000 trabajadore/as que inicialmente estaban afiliados al sindicato IDUF (Independent Democratic Union Federation). El 17 de noviembre, los miembros del sindicato decidieron abandonar IDUF y cambiar su afiliación al sindicato C.CAWDU.

El 18 de noviembre, los dirigentes sindicales terminaban de realizar los trámites pertinentes para afiliarse a C.CAWDU. Poco más de 2 horas más tarde, cuando Sous Chanta abandonaba la fábrica en su moto a las 18h la policía militar le paró y registró. Dijeron que buscaban armas y a unos ladrones. Chantha mostró los documentos de su moto. Entonces la policía militar continuó registrando la moto con la ayuda de una linterna y afirmaron que había drogas entre el asiento y el chasis de su moto.

El sindicato C.CAWDU sospecha que se trata de un montaje para inculpar a Sous Chantha. Sous Chanta siempre solía aparcar su moto lejos de su lugar de trabajo siendo muy fácil que cualquiera haya metido las drogas sin levantar sospechas. Sous Chantha ni siquiera pudo ver claramente lo que la policía militar tenía en las manos cuando afirmaron que se trataba de drogas. Todo esto ocurrió sólo dos días después de unirse a C.CAWDU. Por último, es muy poco probable que un traficante de droga viva con su familia en una pequeña habitación por un alquiler de 10 USD al mes como vive Sous Chanta y su familia.

 

El informe policial afirma que ese día la policía había organizado un control policial para registrar vehículos y personas en busca de armas. Según el relato de los agentes, “sospecharon de Chantha cuando le vieron pasar con su moto y le pararon. Cuando registraron su moto encontraron las drogas”. Sin embargo la Organización de Derechos Humanos LICADHO [ver http://www.licadho-cambodia.org/] mantiene que a la hora de la detención de Chantha no había ningún control policial en la carretera.

Chantha fue llevado a la comisaría para ser interrogado. Allí informó a los oficiales de la policía militar que sospechaba que había sido detenido por unirse al sindicato C.CAWDU. El día después de su detención, Chantha fue trasladado a los juzgados municipales donde se le interrogó. A las puertas de los juzgados se congregó un numeroso grupo de trabajadores para exigir la liberación de su líder. Ahora está en detención preventiva por cargos de tráfico de drogas. LICADHO cree que no hay fundamento jurídico suficiente para esta detención.

 

Antecedentes de la huelga:

 

La huelga duró 3 días, del 13 al 16 de septiembre, y recibió el apoyo masivo de lo/as trabajadore/as. Tan sólo el último día, más de 200.000 trabajadores de unas 90 fábricas se unieron a la protesta. Los sindicatos pusieron fin a la huelga después de que el Ministerio de Asuntos Sociales solicitó una reunión con los dirigentes sindicales para discutir sus demandas y los trabajadores decidieron regresar a sus fábricas. Sin embargo, cuando se presentaron en las fábricas dos días después, más de 800 miembros y dirigentes sindicales fueron despedidos y debían enfrentarse a decenas de casos legales interpuestos contra ellos por participar en la huelga. Para más información: http://www.ropalimpia.org/huelga_Camboya

Lo que han hecho los empleadores contraviene la Constitución y la legislación laboral de Camboya. También violan los convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre libertad sindical y negociación colectiva. El gobierno de Camboya respondió instando a los empresarios a retirar los casos judiciales y pidiéndoles que regresen a la mesa de negociación. Asimismo, declaró que no permitiría despidos de trabajadores. A principios de octubre, los tribunales dictaron una orden obligando a los empleadores a readmitir en 48 horas a lo/as trabajadore/as despedido/as y suspendido/as. Las empresas se han negado a cumplir con los llamamientos del gobierno y de los tribunales y, salvo algunas excepciones, no han permitido a los y las trabajadore/as regresar a sus puestos de trabajo.

 

Dado que se produjeron los despidos, la red internacional Campaña Ropa Limpia ha estado pidiendo a las marcas internacionales que se suministran en las fábricas afectadas que exijan a sus proveedores la readmisión incondicional e inmediata de lo/as trabajadores y que les exhorten a sentarse a negociar con los sindicatos. 

 

Algunas marcas han tomado medidas en este sentido, pero todavía más de 379 trabajadores de 18 empresas siguen esperando su reincorporación. La CRL continúa presionando a las marcas internacionales para que adopten nuevas medidas. Asimismo hacemos un llamamiento a la influyente patronal de la industria de ropa, GMAC (Asociación del fabricante de prendas de vestir de Camboya), para la readmisión inmediata e incondicional de los trabajadore/as despedido/as, para que se les paguen los salarios de manera retroactiva y para que, de una vez, se sienten a negociar de buena fe con los sindicatos. 

 

Actúa ahora: Sous Chantha y lo/as trabajadore/as de Camboya necesitan tu ayuda!

Envía una carta al Gobierno y patronal de Camboya reclamando la puesta en libertad de Sous Chantha.

 

Puedes utilizar la carta que te proponemos o escribir la tuya propia.

 

También te puede insteresar

Pin It on Pinterest

Share This