Un nuevo estudio sobre modelos alternativos de protección social para los y las trabajadoras del sector de la confección, realizado por la Universidad de Cornell (Nueva York), valida la propuesta de acuerdo «Pay Your Workers-Respect Labour Rights» (Paga a tus trabajadores-Respeta los derechos laborales).

El estudio, realizado por el Proyecto Nuevas Conversaciones de la Escuela de Relaciones Industriales y Laborales de la Universidad de Cornell, establece los elementos clave de un fondo mundial de indemnización por despido, concretamente la necesidad de que sea jurídicamente vinculante y de que incluya obligaciones detalladas para las marcas y los empleadores en cuanto a la provisión de indemnizaciones. El fondo no debería reemplazar la necesidad de planes de protección social de los gobiernos, sino incentivar el fortalecimiento de dichos planes. Los resultados apoyan la propuesta de un acuerdo aplicable presentada por la campaña Pay Your Workers-Respect Labour Rights (Paga a tus trabajadores – Respeta los derechos laborales), que cuenta con el apoyo de decenas de sindicatos de trabajadores y trabajadoras de la confección en los principales países productores de ropa, así como de organizaciones de derechos laborales como la Campaña Ropa Limpia y el Consorcio de los Derechos del Trabajador.

Tanto la investigación de Cornell como la campaña Pay Your Workers subrayan la actual falta de sistemas adecuados de protección social en los principales países productores de ropa, y la responsabilidad que tienen las marcas hacia las trabajadoras de sus cadenas de suministro. Los casos de robo de indemnizaciones han crecido exponencialmente durante la pandemia, y el Consorcio para los Derechos de los Trabajadores estima que se han robado más de 500 millones de dólares en indemnizaciones a las personas trabajadoras de la confección desde que comenzó la pandemia. La inacción de las marcas ha dejado a millones de trabajadoras luchando por sobrevivir. La investigación de Cornell confirma la necesidad de que las marcas paguen a un fondo global de indemnización vinculante para garantizar que las personas trabajadoras cuyas fábricas cierran o que son despedidas en masa reciban la totalidad de la indemnización legalmente establecida cuando su empleador no paga.

La propuesta de acuerdo Pay Your Workers se ha popularizado en las redes sociales bajo el hashtag #PayYourWorkers y la campaña ha sido respaldada por más de 260 organizaciones de la sociedad civil. La propuesta se basa en el éxito del Acuerdo sobre la Seguridad de los Edificios e Incendios en Bangladesh, un acuerdo vinculante entre las marcas de ropa y dos federaciones sindicales mundiales, IndustriALL y UNI. El Acuerdo ha demostrado ser el modelo más exitoso para hacer frente a los abusos en la industria de la confección y, sin embargo, las marcas siguen resistiéndose a firmar un acuerdo vinculante para contrarrestar los robos por despido.

Al respecto, Kalpona Akter, Presidente de la Federación de Trabajadores de la Confección e Industriales de Bangladesh, afiliada a IndustriALL, ha señalado: «Muchas de las marcas con las que nos hemos puesto en contacto se niegan a negociar con nosotros, aplazando en cambio su participación en la convocatoria realizada por la OIT. El informe de Cornell confirma que esta llamada a actuar no ha recaudado fondos de forma independiente para aliviar el impacto de la pandemia en los trabajadores de la confección. El fondo de la convocatoria se basa en la participación voluntaria, sin disposiciones de ejecución, y sin ninguna obligación de contribución por las partes. No es de extrañar que no haya supuesto un alivio significativo para los y las trabajadoras de la confección».

“El estudio de Cornell muestra la necesidad vital de la campaña ‘Pay Your Workers’, que pide a las marcas que respondan a las demandas de los sindicatos para proporcionar un alivio esencial a las personas trabajadoras de la confección durante la Covid-19 y una solución sostenible en el futuro: negociando un acuerdo vinculante para hacer frente a la pérdida de ingresos de las trabajadoras durante la pandemia; garantizando que reciban una indemnización si se quedan sin trabajo; y respetando la libertad de asociación y los derechos de negociación colectiva», ha indicado Edgar Romney, Secretario-Tesorero de Workers United y miembro de IndustriALL.

Notas:
Información sobre la campaña “Pay Your Workers-Respect Labour Rights «: https://www.payyourworkers.org/esp

Más información sobre el acuerdo vinculante propuesto por la campaña Pay Your Workers-Respect Labour Rights: https://cleanclothes.org/file-repository/agreementsummarywithannex.pdf/view

Información sobre el documento de investigación de Cornell: https://www.ilr.cornell.edu/news/research/global-severance-pay-program-outlined

La investigación de Cornell propone una solución al patrón de los problemas expuestos en las investigaciones realizadas por las ONG de derechos laborales durante la pandemia de la Covid-19:

La investigación del Consorcio de los Derechos de los Trabajadores (WRC en sus siglas en inglés) publicada en abril de 2021 descubrió que, en las cadenas de suministro de empresas como adidas, H&M, Inditex, Next, Nike y Target, hubo robo de salarios en 2020 y 2021 en 31 instalaciones que afectó a 37.637 trabajadoras. El robo asciende a  39,8 millones de dólares. El WRC estima que el robo de indemnizaciones en toda la cadena de suministro mundial de prendas de vestir supera muy probablemente los 500 millones de dólares.

La investigación realizada por Public Eye con los sindicatos de Camboya muestra que en un solo país las trabajadoras que cosen para marcas como adidas, Gap, Nike, Target y VF se vieron privados de unos 109 millones de dólares en salarios durante abril y mayo de 2021. (Cabe destacar que la investigación de Cornell encontró que también en las fábricas camboyanas bajo el programa Better Work de la Organización Mundial de Trabajo hubo niveles particularmente altos de incumplimiento de los requisitos legales de despido en 2017 y 2018).

La Campaña Ropa Limpia estima que los ingresos de las trabajadoras de la confección a nivel mundial se redujeron en 11.850 millones de dólares solo durante los primeros 13 meses de la pandemia.

 

Pin It on Pinterest

Share This