Garbiñe Mendizabal «El poder del consumidor es grande. Soñemos con cambiar el mercado»

19/diciembre/2006 | Noticias

 

Fuente: Diario Vasco

Comienza el lunes 18 con la proyección en los cines Príncipe de una película que ha permanecido semanas en cartel en los Verdi de Barcelona: China Blue. Continúa con un duelo de diseño de camisetas entre las escuelas AEG y GAIA. En la casa de cultura Ernest Lluch. Allí, el martes, representantes de marcas tan señeras como Cállate la Boca, Ternua y alguna de Bombay o Calcuta charlarán Al hilo de la moda…- ¿Qué más?- Talleres. En Tabacalera. De reciclaje de ropa, peluches y basura.- ¿Reciclar basura y peluches! Genial. ¿Entrada libre?- Más que eso. Queremos que venga todo el mundo. Soñamos con que cientos de personas se acequen a cambiar los brazos de un peluche por las piernas de otro. O aprendan que la basura deja de ser basura cuando la recuperamos y le damos un uso nuevo.- Lo aprenderemos si alguien nos ayuda a ello. ¿Quién, por ejemplo?- Un nombre, Titty Thursberg.- ¿Esa diseñadora sueca afincada en Euskadi que reinterpreta prendas de segunda mano?- Ella misma. También tendremos de profesores a la gente de Basurama, un equipo de personas que creó hace cinco años un festival de reciclaje de basuras y a quienes se les localiza en www.basura.org. Vendrán como colaboradores los amigos de Mutation Sensation, encargados del intercambio y reproducción de peluches. Y Ricard Solà. Por cierto, queremos que los críos traigan peluchotes viejos. Para variarlos y reinterpretarlos.- El desfile de moda tendrá su punto, fijo. Y además, en Tabacalera…- Será el 29. Habrá música de jazz y juegos teatrales. Se presentarán los mejores diseños creados a lo largo de la semana en el taller que hemos comentado, taller que llamamos tejemanejes-zapijokoak. Ah, también se exhibirán las camisetas del concurso-desafío entre AEG y GAIA. ¿Los modelos? Unos cuantos voluntarios y alguna que otra luminaria…- Suena divertido y espectacular.- ¿Pensabas que toda campaña solidaria tiene que ser aburrida?- Que deba serlo, no. Que suelen serlo, sabemos que lo son.- Por eso nosotros queremos romper el molde: desfiles y juegos.- ‘Ropa limpia’ se concreta en…- Informamos a los consumidores de los países del Primer Mundo sobre dónde y en qué condiciones se produce la ropa que vestimos. Intentamos convenceros de la importancia de un consumo responsable y comprometido. Presionamos a las empresas textiles para que sus prácticas sean más transparentes y éticas, para que implanten códigos de conducta eficaces y controlables que acaben con la precariedad laboral.- Más madera, es la guerra. Sólo falta plantar cara a los gobiernos.- También lo hacemos. Exigimos a las instituciones de los países productores que respeten los convenios de la Organización Internacional de Trabajo. Y a los países importadores les conminamos a que implanten cláusulas sociales en sus compras.- Corremos un peligro, ¿no? Si apretamos demasiado a los gobiernos, proveedores e importadores, acabarán por echarse atrás y el resultado será el cierre de las fábricas, su traslado a sitios menos controlados por SETEM y el paro para miles de trabajadores.- Eso nunca. Todas nuestras acciones están planteadas siempre a partir y desde la colaboración con los trabajadores de cada lugar, sus representantes y, si los hubiera, que no es el caso precisamente en China, con los sindicatos. No, no combatimos el horror con mirada de occidental que no comprende la situación real de los trabajadores. Con los de Triumph luchamos codo con codo.- ¿Triumph? ¿Lencería?- Exacto. Las condiciones de sus fábricas proveedoras en Birmania eran extremas y además, el tener esa industria textil daba alas a un gobierno dictatorial. Que esa es otra, esa deslocalización global, esclavitud moderna, aparte de usar a los trabajadores como robots, proporciona balones de oxígeno económico a los déspotas. La lucha tiene muchos caminos.- La pregunta del consumidor será siempre la misma: ¿Qué puedo hacer yo? ¿Algo, mucho, poco?- Aunque parezca imposible o impensable, nuestra fuerza, nuestro poder, como consumidores es grande. Creo que podemos soñar con cambiar el mercado. Las marcas, los comercios, las grandes empresas, son muy sensibles ante cualquier campaña que ponga en cuestión sus métodos, sus formas de hacerse con sus productos.- Ahora toca citar la lucha contra Nike y la reacción bastante positiva de ese gigante.-Si quieres. Pero también podemos hablar de nuestras relaciones con otros gigantes: Inditex, El Corte Inglés o Adolfo Domínguez. Están tomando conciencia. Informan al cliente del origen de su textil y manejan métodos de verificación de la situación de los trabajadores de sus proveedores.- De las tiendas pequeñas no tendremos que preocuparnos…- No te creas. Ni te imaginas cuántos trajes vascos para Santo Tomás etiquetados aquí, son fabricados en China, en toda Asia.

También te puede insteresar

El defensor de los derechos humanos de Malasia se ha visto obligado a aceptar un acuerdo con la empresa de electrónica Asahi Kosei

El defensor de los derechos humanos de Malasia se ha visto obligado a aceptar un acuerdo con la empresa de electrónica Asahi Kosei

Nuestro compañero y amigo de Malasia Charles Héctor, defensor de los derechos humanos, abogado y escritor, fue demandado por difamación por la empresa de electrónica Asahi Kosei, por publicar información relativa a la violación de los derechos de 31 trabajadoras/es inmigrantes birmanas/os de la empresa.

Pin It on Pinterest

Share This