Informe: Las trabajadoras de la confección de Pakistán denuncian la alarmante falta de salidas de emergencia una década después del mortífero incendio de Ali Enterprises

01/julio/2022 | Noticias, Seguridad y salud

Una nueva investigación de la Campaña Ropa Limpia y WISERD, de la Universidad de Cardiff, muestra la necesidad inminente de ampliar el Acuerdo Internacional en Pakistán, un acuerdo de seguridad legalmente vinculante para proteger a las trabajadoras.

Han pasado 10 años del terrible incendio de Ali Enterprises, en el que murieron más de 250 personas trabajadoras de la confección en Pakistán, pero a pesar de este terrible suceso los derechos laborales de la industria textil y de la confección apenas han progresado. Todavía no existe un acuerdo de seguridad que responsabilice a las fábricas y a las marcas internacionales de la aplicación de protocolos y procedimientos básicos de seguridad, lo que deja a las trabajadoras y los trabajadores en casi las mismas condiciones que condujeron a este desgarrador incendio. Así lo demuestran los datos recogidos por nuestro rastreador de incidencias, que ha registrado más de una docena de incidentes en los que se han producido muertes y lesiones, en fábricas de ropa de Pakistán en los últimos 18 meses.

Se calcula que en Pakistán hay 2,2 millones de personas que producen prendas de vestir, 1,8 millones que fabrican textiles y 200.000 que trabajan en la industria del calzado y el cuero, suministrando a grandes marcas mundiales como Levi’s, H&M o Ikea. Para saber qué cambios son necesarios implementar para proteger a las personas trabajadoras, la Campaña Ropa Limpia realizó una amplia encuesta a cerca de 600 personas que abarcó temas como el acoso laboral, la salud y la seguridad en el trabajo y el bienestar.

El problema más acuciante arrojado por la encuesta son las deficiencias en algunas de las disposiciones más básicas para la seguridad de las trabajadoras en la producción de prendas de vestir en Pakistán, incluso las exigidas por la ley. El 85% declaró no tener acceso a escaleras de salida adecuadas en caso de incendio. Una de cada cinco declaró que en su lugar de trabajo no se realizaban simulacros de incendio y que desconocían las vías y salidas de emergencia. Además, el informe constató que en Pakistán no se realizaban inspecciones en las fábricas y, por tanto, aunque informara de la existencia de alarmas contra incendios y de algunos mecanismos de seguridad, no se realizaban inspecciones periódicas para garantizar que estos sistemas y equipos funcionaban de forma segura.

Resulta preocupante que en las fábricas en las que las mujeres representan la mayoría de los trabajadores, sólo tres cuartas partes de las trabajadoras afirmaron tener acceso a vías de evacuación libres de obstáculos y sólo 7 de cada 10 trabajadoras consideraron que había un número suficiente de salidas de incendios para permitir su evacuación.

Los resultados de la encuesta demuestran la urgente necesidad de ampliar el Acuerdo Internacional en Pakistán. El Acuerdo garantizaría la realización de inspecciones periódicas en las fábricas, establecería unas normas mínimas de seguridad para las mismas y ofrecería un mecanismo de reclamación por el que se podría pedir cuentas sobre la aplicación de los procedimientos de seguridad en las fábricas. La participación de los sindicatos locales y de otras organizaciones locales de defensa de los derechos de las personas trabajadoras en el diseño, la gobernanza y la aplicación de estas iniciativas será de vital importancia.

Estas condiciones no pueden seguir siendo ignoradas por quienes presiden la cadena de suministro mundial. Para Ineke Zeldenrust, coordinadora de la Oficina Internacional de la red Campaña Ropa Limpia “la responsabilidad de garantizar que personas trabajadoras de las fábricas de Pakistán estén seguras cuando van a trabajar recae en las marcas que suministran y se benefician de estas fábricas. Las marcas tienen el poder de liderar el camino y hacer cambios con el potencial de mejorar la vida de millones de personas, dándoles lo que todos deberíamos tener derecho a esperar: un lugar de trabajo seguro y saludable y el derecho a formar parte del proceso para conseguirlo.»

Al respecto, Nasir Mansur, Secretario General de la Federación Nacional de Sindicatos de Pakistán, ha afirmado que trabajadores, trabajadoras y sindicatos locales llevan años exigiendo un acuerdo de seguridad vinculante. La aplicación del Acuerdo Internacional en Pakistán no sólo garantizaría la seguridad de las personas trabajadoras, sino que también aseguraría un espacio para negociar directamente con las marcas y las trabajadoras de las fábricas. Pakistán necesita desesperadamente un acuerdo de seguridad vinculante, no sólo para arreglar los problemas de seguridad dentro de las fábricas, sino también para proporcionar seguridad a las personas resolviendo sus bajas tasas de registro

Por su parte, Khalid Mahmood, director de la Fundación de Educación Laboral, afirma que «aunque las leyes de salud y seguridad en las provincias de Sindh y Punjab se han reforzado en los últimos años, sin la aplicación adecuada de estas leyes y la ausencia de inspecciones laborales eficaces, no se puede garantizar la seguridad de los y las trabajadoras».

Finalmente, Zehra Khan, secretaria general de la Federación de Trabajadoras a Domicilio de Pakistán, ha afirmado:«Está claro que la seguridad de las personas  trabajadoras es una cuestión de género, ya que las mujeres salen siempre peor paradas que sus compañeros en la industria de la confección. La aplicación del Acuerdo tendría enormes beneficios para la seguridad de las mujeres en el lugar de trabajo y nos daría un mecanismo para que nuestras quejas sean debidamente escuchadas y respondidas.»

Ver en informe completo

Nota:
El Instituto de Investigación, Datos y Métodos Sociales y Económicos de Gales (WISERD) es un instituto nacional e interdisciplinario de investigación en ciencias sociales.

Utilizando enfoques innovadores, su investigación abarca los campos de la economía, la sociología, la geografía y las ciencias políticas. Se trata de una iniciativa de colaboración entre las universidades de Aberystwyth, Bangor, Cardiff, Gales del Sur y Swansea, que trabajan juntas para mejorar la calidad y la cantidad de la investigación en ciencias sociales en Gales y en otros lugares. Su investigación influye en el desarrollo de políticas y prácticas en diversos sectores. wiserd.ac.uk

También te puede insteresar

La Campaña Ropa Limpia publica un comunicado sobre el uso de trabajadores y trabajadoras sirias en las cadenas de abastecimiento

La Campaña Ropa Limpia publica un comunicado sobre el uso de trabajadores y trabajadoras sirias en las cadenas de abastecimiento

La Campaña Ropa Limpia agradece la atención recibida por la reciente investigación de la BBC Panorama sobre la explotación de personas refugiadas sirias, incluyendo menores, en las cadenas de abastecimiento de las principales multinacionales del sector textil europeas.

Pin It on Pinterest

Share This