Las empresas de la confección reconocen su Responsabilidad Social con sus trabajadores

16/febrero/2009 | Noticias

 

(Madrid, 16 de febrero de 2009) La Campaña Ropa Limpia (CRL) coordinada por la ONGD SETEM a nivel estatal interviene por segunda vez en el II Seminario Internacional sobre Responsabilidad Social en la industria de la confección (junto con CCOO, FIA-UGT; CECU y FEDECON – Federación Española de Empresas de la Confección). Dicho seminario estuvo enmarcado dentro de las actividades del Salón Internacional de Moda de Madrid que se celebró en IFEMA entre el 12 y el 14 de febrero.

 

La CRL a través de su representante Eva Kreisler dejó constancia de que 10 años de Códigos de Conducta y auditorias sociales en las fábricas donde se elaboran las prendas de las grandes empresas textiles, no han conseguido evitar los abusos laborales y violaciones de los Derechos Humanos por las que protestan miles de trabajadoras y trabajadores.

 

Una de las claves que explican la explotación y la vulneración de las convenciones de la Organización Internacional del Trabajo es sin duda el poder de las Empresas Transnacionales. Así las cosas, desde la CRL denunciamos que la Responsabilidad Social Corporativa se ha convertido, a menudo, en un instrumento de lavado de cara.Propuestas para avanzar

 

Kreisler, en su intervención apuntó algunas claves importantes a tener en cuenta entre las que están: respeto a la libertad sindical, pago de salarios dignos, introducción de la perspectiva de género en las políticas laborales, implicación en iniciativas multistakeholder, etc.

 

Un factor determinante que obstaculiza el respeto a estos derechos son las prácticas de compra de las empresas, ya que se niegan a reducir sus beneficios para el cumplimiento de sus propios códigos de conducta, demostrando que prevalece la ganancia económica sobre cualquier discurso de responsabilidad.

 

 Un ejemplo: el caso DESA

 

DESCáRGATE LA NOTA DE PRENSA

También te puede insteresar

Tragedia en un taller textil de Tánger

Tragedia en un taller textil de Tánger

Al menos 28 personas han muerto ayer lunes en un taller textil en Tánger (Marruecos). Esta tragedia saca una vez más a flote las vergüenzas de la industria textil y refleja las inhumanas condiciones de trabajo en un sector fuertemente feminizado en el que la informalidad en las relaciones laborales, la falta de transparencia y la impunidad están a la orden del día.

Pin It on Pinterest

Share This