Las empresas indias siguen rechazando entablar un diálogo constructivo

10/octubre/2007 | Noticias

 

En junio de 2007, las empresas FFI/JKPL emitieron un comunicado de prensa en el que reclamaban que “todas las organizaciones involucradas cesasen con las falsas acusaciones y se comprometiesen a entablar un diálogo con FFI/JKPL para contribuir conjuntamente al desarrollo social y sostenible de la industria textil y de confección en India”. La CCC y el ICN respondieron por escrito a FFI/JKPL que daban la enhorabuena a esta invitación al diálogo. Sin embargo, la invitación debería ser extendida formalmente, para que las organizaciones de derechos laborales locales pudiesen aceptarla legalmente. Si no, cualquier declaración realizado por GATWU c.s. podría ser interpretada como una evidente violación de la orden de restricción*  que se les impuso.

  Con el fin de establecer un diálogo de buena fe es preciso eliminar la orden que prohíbe hablar a las organizaciones locales y, consecuentemente, requiere que FFI/JKPL retiren la querella fundamentada en la orden de restricción temporal. Asimismo, FFI/JKPL debería aceptar que participe un observador independiente aceptado por todas las partes quien pudiera acompañar el proceso. El 13 de agosto de 2007, FFI/JKPL respondieron que no tienen fe en un diálogo constructivo a no ser que la CCC y el ICN abandonen su “falsa e infundada campaña”. Claramente no hay intención por su parte de retirar las querellas judiciales interpuestas contra las organizaciones indias. La CCC y e ICN siempre han declarado que una vez que FFI/JKPL acuerde participar en un diálogo con los grupos de interés locales, la CCC y el ICN informarán positivamente de ello en sus websites y publicaciones.

También te puede insteresar

Responsabilidad social empresarial y lavados de cara: a Lidl le sale mal la jugada 

Responsabilidad social empresarial y lavados de cara: a Lidl le sale mal la jugada 

Una reciente publicidad de Lidl señalaba que la elaboración de sus productos se da en el marco del respeto de los derechos laborales y de los derechos humanos. Sin embargo, la realidad indica que en las fábricas que producen para Lidl estas declaraciones y las políticas de Responsabilidad Social Empresarial de la firma se quedan en el terreno de las buenas intenciones.

Pin It on Pinterest

Share This