El esperado Acuerdo de Pakistán, un acuerdo jurídicamente exigible suscrito entre sindicatos y marcas de moda, ampliará la protección en materia de seguridad y salud en las fábricas textiles del país asiático.

El nuevo programa que arrancará en 2023 por un periodo inicial de 3 años, sigue el modelo del “Acuerdo de Bangladesh sobre Seguridad en la Construcción de Edificios y de Instalaciones de Sistemas contra Incendios”, establecido tras el derrumbe del edificio Rana Plaza en 2013 y que transformó la industria de la confección de Bangladesh: fueron inspeccionadas y se acometieron renovaciones en más de 1.600 fábricas que emplean a 2,5 millones de personas, salvando así innumerables vidas.

La industria de la confección en Pakistán también adolece de graves problemas de seguridad. Más de 250 personas murieron en el incendio de la fábrica Ali Enterprises en Karachi en 2012, el peor incendio en la historia de la industria mundial de la confección. Al igual que en Bangladesh, los sistemas voluntarios de auditorías sociales no sirvieron para proteger a los trabajadores y trabajadoras en las fábricas textiles de Pakistán.

La urgencia de extender el Acuerdo de seguridad se puso de manifiesto en un reciente informe publicado por la Campaña Ropa Limpia, así como en el rastreador público de incidentes en fábricas creado para documentar la sistemática y generalizada inseguridad en las fábricas de ropa. Por eso es esencial que este tipo de acuerdo se extienda.

Algunos de los principales elementos del Acuerdo de Pakistán son:

  • Instituye mecanismos de rendición de cuentas.
  • Es jurídicamente vinculante para las marcas.
  • Tras realizar inspecciones exhaustivas de salud y seguridad, establece planes de renovación en las fábricas con plazos concretos.
  • Garantiza que los proveedores dispongan de los recursos necesarios para pagar las renovaciones.
  • Proporciona un mecanismo de denuncias para que las personas trabajadoras puedan disponer de una vía confidencial para exponer sus quejas en materia de seguridad y salud y garantizar una rápida acción correctiva.
  • Documenta los resultados facilitando la transparencia.

Actualmente 187 marcas han suscrito el Acuerdo Internacional, al menos la mitad se abastecen en Pakistán, por lo que cientos de fábricas quedarán cubiertas una vez que las marcas lo suscriban.

Tras una década trabajando para que se mejore la seguridad en las fábricas de confección de Pakistán, los sindicatos pakistaníes junto con las ONGs observadoras del Acuerdo Internacional han celebrado el anuncio del nuevo acuerdo en Pakistán:

Nasir Mansoor, Secretario General de la Federación Nacional de Sindicatos de Pakistán: «Tras años de lucha por la ampliación del Acuerdo a Pakistán, por fin nuestros trabajadores y trabajadoras pueden acogerse a sus mecanismos de supervisión y denuncia. Si firman suficientes marcas, las personas trabajadoras no tendrán que temer por su vida cuando vayan a trabajar y sabrán a quién recurrir cuando su fábrica no sea segura. La fuerza del Acuerdo radica en que los sindicatos tienen el mismo poder que las empresas en su toma de decisiones».

Zehra Khan, Secretaria General de la Federación de Trabajadoras a Domicilio: «El Acuerdo permitirá realizar inspecciones, formación en seguridad y un mecanismo de denuncia que abarcará todas las cuestiones de salud y seguridad, incluida la violencia de género, para los trabajadores y trabajadoras de Pakistán que produzcan para las marcas firmantes. Habrá que prestar especial atención para garantizar que las trabajadoras, que a menudo no están registradas oficialmente y pueden trabajar desde casa, tengan el mismo acceso a este programa que los demás trabajadores.»

Ineke Zeldenrust, Coordinadora de la red International Campaña Ropa Limpia: «Nos alienta que el innovador programa del Acuerdo llegue ahora a Pakistán, donde se necesita con urgencia. Todas las marcas que se abastecen en Pakistán deberían adoptar este acuerdo. Es importante señalar que las personas trabajadoras de la confección y el textil de Pakistán han tenido que esperar una década para este avance. Esperamos que otros países clave en la producción de ropa no tengan que esperar tanto.»

Scott Nova, Director Ejecutivo del Consorcio para los Derechos de los Trabajadores: «Las señas de identidad del Acuerdo de Pakistán son la responsabilidad, la aplicabilidad y la transparencia. Con este nuevo acuerdo, Pakistán se convertirá en uno de los lugares más seguros del mundo para fabricar ropa.» 

El texto del nuevo acuerdo puede consultarse aquí

Pin It on Pinterest

Share This