El miércoles 6 de Octubre en la Junta de Accionistas de NIKE se hablará de miles de millones en beneficios – concretamente 4.799 millones de eurosde beneficio neto al cierre de su año fiscal el 31 de mayo lo que representa una mejora del 126% respecto del  ejercicio anterior- , de ingresos crecientes (37.323 millones de euros) y de boyantes cifras de negocio.

No se hablará de despidos masivos, ni de cómo ha afectado la pandemia a las vidas de las personas que producen sus prendas en fábricas remotas. La situación de las 1200 personas que perdieron su trabajo cuando la fábrica Violet Apparel, proveedor de NIKE en Camboya, cerró repentinamente en Julio de 2020 dejando salarios y compensaciones sin pagar, tampoco llenará las páginas de la prensa económica.

Nike ha querido dar carpetazo al asunto afirmando haber terminado la relación con la fábrica en 2006, pero las fotos y el testimonio de los trabajadores de Violet Apparel muestran que la fábrica estuvo produciendo ropa de Nike como proveedor subcontratado durante años.

La Sra. OngChanthoeun trabajó en la fábrica durante 17 años, se quedó sin trabajo tras el cierre y ahora es una de las mujeres que lidera las protestas. En una entrevista a ABC news explicaba lo difícil de su día a día tras el cierre:

«Es difícil conseguir dinero para la escuela de mi hijo o para pagar al banco, o para el tratamiento médico cuando mi familia está enferma«.

Collage de imágenes de protestas de trabajadoras de NIKE exigiendo el pago de salariosEn Camboya, los sindicatos también están tomando medidas coordinadas para recuperar los salarios perdidos durante la pandemia. Durante el confinamiento debido al Covid19, los trabajadores cobraban un máximo de 70 dólares mensuales en concepto de ayuda, de los cuales 30 eran pagados por su empleador y 40 por el gobierno, es decir, menos del 40% del salario mínimo. Además, se aplazaron los pagos de las primas y las indemnizaciones por antigüedad, lo que dejó a los trabajadores y las trabajadoras aún más desamparadas. Los sindicatos de Camboya se han dirigido a las marcas que se abastecen en el país instándolas a que asuman su responsabilidad.

No son los únicos, nuestra investigación muestra que más de 7.000 personas trabajadoras de la cadena de suministro de #Nike se enfrentan al robo de salarios tras los despidos masivos durante la pandemia.

Por este motivo, la campaña #PayYourWorkers se intensifica el próximo 6 de Octubre con  motivo de su Junta de Accionistas. NIKE tiene la responsabilidad y los medios para actuar y dar respuesta a las personastrabajadoras en las fábricas en Asia que conforman el pilar oculto de su pujanza financiera.

¿Quieres unirte?

  • Puedes ayudarnos firmando la petición online de la campaña
  • Difundiendo mensajes por TW, INSTA, FB mencionando a @NIKE con las etiquetas #PayYourWorkers #PagaAtusTrabajadoras

Pin It on Pinterest

Share This