Pierre Cardin: nada chic por dentro

23/junio/2009 | Noticias

t<!– tt@page { margin: 2cm } ttP { margin-bottom: 0.21cm } t–> t

Desde que creó la empresa en 1950, Pierre Cardin ha sido considerado como uno de los grandes en el mundo de la moda y la alta costura. Su marca es una de las más conocidas y exitosas internacionalmente. Con una facturación que supera los 2.000 millones de dólares y 200.000 personas trabajando directa o indirectamente para la empresa, el éxito comercial de la firma está demostrado. Pero ¿puede presumir de tener la misma trayectoria en cuestiones de respeto de los derechos laborales? En 1960 fue el primero en implantar un sistema de licencias para una marca. Hoy en día, la empresa gestiona alrededor de 900 licencias en más 140 países de las cuales recibe millones de euros en royalties todos los años.

¿Está el Sr. Cardin en condiciones de garantizar que los productos producidos bajo licencia Pierre Cardin se producen en condiciones de trabajo dignas?

t t t t t<!– tt@page { margin: 2cm } ttP { margin-bottom: 0.21cm } t–> t

Apoya a las trabajadoras de la fábrica PT Megariamas Sentosa enviando un email a Pierre Cardin reclamando que sus prendas de ropa interior se fabriquen en condiciones dignas y respetando los derechos humanos fundamentales.

t t t t t<!– tt@page { margin: 2cm } ttH3 { margin-top: 0.49cm; margin-bottom: 0.49cm; page-break-after: auto } ttH3.western { font-family: «Liberation Serif», serif; font-size: 13pt } ttH3.cjk { font-family: «DejaVu Sans»; font-size: 13pt } ttH3.ctl { font-family: «DejaVu Sans»; font-size: 13pt } ttP { margin-bottom: 0.21cm } t–> t

¡Actúa ahora!

Desde que creó la empresa en 1950, Pierre Cardin ha sido considerado como uno de los grandes en el mundo de la moda y la alta costura. Su marca es una de las más conocidas y exitosas internacionalmente. Con una facturación que supera los 2.000 millones de dólares y 200.000 personas trabajando directa o indirectamente para la empresa, el éxito comercial de la firma está demostrado. Pero ¿puede presumir de tener la misma trayectoria en cuestiones de respeto de los derechos laborales? En 1960 fue el primero en implantar un sistema de licencias para una marca. Hoy en día, la empresa gestiona alrededor de 900 licencias en más 140 países de las cuales recibe millones de euros en royalties todos los años.

¿Está el Sr. Cardin en condiciones de garantizar que los productos producidos bajo licencia Pierre Cardin se producen en condiciones de trabajo dignas?

Todo comenzó en Julio de 2008 por un suceso casi anodino: el presidente del sindicato de los y las trabajadoras del calzado, textil y ropa de la fábrica PT Megariamas Sentosa (SBGTS), el Sr. Abidin, fue invitado a participar en un curso de formación jurídica de 4 días organizado por la Federación de sindicatos independientes (GSBI) a la cual pertenece su sindicato. Pese a que la ley Indonesia estipula que los empleadores “deben dar oportunidad a los responsables sindicales para participar en actividades sindicales durante las horas de trabajo”, el director de la fábrica Megariamas no permitió al Sr. Abidin participar en dicha formación. Cuando éste, considerando que estaba en su derecho pese a no contar con la autorización de la empresa decidió asistir a la formación, fue despedido fulminantemente.

447 trabajadoras y trabajadores despedidos arbitrariamente

El despido del presidente del sindicato provocó una gran indignación en el seno de la fábrica de unos 900 trabajadore/as y donde las condiciones de trabajo son particularmente duras. La mitad de la plantilla se puso inmediatamente en huelga para reclamar la readmisión del presidente del sindicato. Intentaron negociar con la dirección de la fábrica pero no tuvieron éxito y anunciaron una nueva huelga para el 4 de Agosto.

Mientras tanto, la dirección de la empresa estuvo dirigiendo notas de aviso a distintos miembros del sindicato SBGTS en las que indicaba falazmente que los objetivos de producción no habían sido alcanzados. Para el sindicato, el objetivo de estas cartas no era otro que intimidar a los y las trabajadoras y disuadirles de participar en la siguiente huelga. Nueve trabajadore/as se negaron a firmar dichas notas porque consideraban que la información que contenían era falsa y fueron consiguientemente despedidos. Las reuniones mantenidas entre la dirección de la fábrica y los representantes de los trabajadores no llegaron a ningún acuerdo y, pese a la convocatoria de la segunda huelga, la empresa no flexibilizó su posición. Más bien al contrario, desde el primer día de huelga la empresa rechazó negociar con lo/as trabajadore/as, negándose a cualquier propuesta de reunión y llegando incluso a prohibir a lo/as huelguistas el acceso a las instalaciones de la fábrica.

El sindicato optó consecuentemente por dirigirse al Departamento de Trabajo, quién intervino a su favor y requirió a la empresa que negociase con el sindicato para solucionar el conflicto. Sin embargo, la empresa no sólo no levantó la prohibición de acceso a la fábrica sino que despidió a 446 trabajadore/as más que se habían sumado a la huelga con el pretexto de que “se habían declarado en huelga antes de que fracasasen las negociaciones” como requiere la ley Indonesia en caso de huelga. Lo cierto es que las negociaciones nunca se desarrollaron de buena fe por parte de la empresa. Desde entonces lo/as trabajadoras despedidas han estado manifestándose fuera de la fábrica para protestar contra los despidos y exigir el reconocimiento de sus derechos. El Departamento de Trabajo emitió una recomendación requiriendo a la empresa que pague los salarios que debe a lo/as trabajadoras así como las indemnizaciones por despido previstas por la ley. Por ahora, todas las recomendaciones han sido en vano.

En Noviembre de 2008, el conflicto alcanzó su punto álgido cuando la policía y los guardias de seguridad privados de PT Megariamas dispersaron violentamente a los casi 500 manifestantes (mayoritariamente mujeres) que reclamaban la aplicación de las recomendaciones del Departamento de Trabajo. Tras el violento ataque, 30 manifestantes resultaron heridas y 2 tuvieron que ser hospitalizadas. Desde su despido, las trabajadoras han tenido muchas dificultades para encontrar un nuevo empleo: algunas de ellas han encontrado empleos temporales, otras han tenido que aceptar el acuerdo económico propuesto por la empresa (muy inferior a lo marcado por ley) porque no podían aguantar más sin ingresos. En Febrero de 2009, las trabajadoras despedidas decidieron acudir a los tribunales y ahora están esperando la sentencia judicial, que aún puede tardar meses.

Pierre Cardin se niega a intervenir

A requerimiento de las trabajadoras, la Campaña Ropa Limpia de Francia ha contactado con la empresa francesa Pierre Cardin cuya ropa interior lleva produciéndose en PT Megariamas desde hace más de 10 años. Pierre Cardin ha sido informado de las graves violaciones de los derechos laborales sufridas las trabajadoras de PT Megariamas y de todo el desarrollo del caso. Escudándose en que no hay relación contractual directa entre Pierre Cardin y la fábrica en cuestión, la multinacional gala afirma que no tiene responsabilidad por las condiciones laborales de las trabajadoras. Pierre Cardin sólo se ha dignado a contactar con su licenciatario en Singapur para que éste interceda en su nombre ante la fábrica PT Megariamas tras recibir miles de cartas de protesta de activistas y consumidores franceses. Sin embargo, casi dos meses después, las trabajadoras no han notado ninguna evolución y la dirección de la fábrica sigue afirmando que ningún cliente les ha contactado sobre éste asunto.

La Campaña Ropa Limpia considera que la empresa Pierre Cardin debe asumir su responsabilidad con las personas que producen sus artículos al otro lado del mundo. La responsabilidad consiste en garantizar que sus artículos sean producidos en condiciones de trabajo que respetan los derechos humanos y la dignidad de las personas sean cuales sean los términos de subcontratación empleados por sus intermediarios.

Ante el grave deterioro del conflicto y la insostenible situación de las trabajadoras, la Campaña Ropa Limpia hace éste llamamiento internacional.

Por favor, escribe a la dirección de Pierre Cardin para pedir que contacte a su proveedor PT Megariamas y exija que se respeten los derechos de los 447 trabajadore/as despedido/as.

También te puede insteresar

Pin It on Pinterest

Share This