Recientes ataques contra defensores/as de los derechos laborales en el sector textil y otros

26/agosto/2010 | Noticias

t<!– tt@page { margin: 2cm } ttP { margin-bottom: 0.21cm } t–> t

Sube esta información a tu perfil de Facebook, para ayudarnos a que  más personas la conozcan y actúen

En la mañana del miércoles 25 de agosto el Sr. Ansari, dirigente sindical indio fue secuestrado el por una pandilla en el recinto de la fábrica donde trabaja. Este secuestro fue parte de un ataque brutal contra 60 personas trabajadoras,, mayoritariamente mujeres, que tuvo lugar a medida que éstas llegaban para trabajar en la fábrica del Viva Global, proveedora de la cadena británica Mark & Spencer, en Gurgaon, India.

En la noche del mismo 25 de agosto, el Sr. Ansari fue encontrado por la policía india después de que sus secuestradores lo liberaron cerca de su casa. El Sr. Ansari fue seriamente golpeado mientras estaba en cautiverio y dijo que ha sido advertido de que lo matarán si regresa a la fábrica.

Este ataque se ha dado después de que, durante varios meses, las y los trabajadores hayan desarrollado una campaña para mejorar las condiciones laborales en la fábrica Viva Global. Las y los trabajadores se quejan de los despidos irregulares, del exceso de horas extraordinarias, de los salarios inferiores al salario mínimo, así como del abuso verbal y físico, de la falta del pago de la seguridad social y de la falta de agua potable, entre otras graves violaciones de derechos.

Actúa ahora para condenar el secuestro de este dirigente sindical de una fábrica proveedora de Marks & Spencer en India (en inglés).

 

Ataques en Hoduras y México

En los últimos días, también se han conocido otros ataques contra personas que defienden los derechos laborales en otros sectores diferentes al textil. En Honduras, el 11 de agosto se conoció el asesinato de Teresa de Jesús  Flores Elvir, de 52 años de edad e integrante del Consejo Coordinador de Organizaciones Campesinas de Honduras(COCOCH). El cuerpo sin vida de Teresa fue  encontrado en estado de putrefacción y con disparos y señales de haber sido torturada, a unos 35 kilómetros de la ciudad de Siguatepeque, según  versiones de familiares.

Por otra parte, en México, en la mañana del 16 de agosto, personas desconocidas entraron a la planta de Johnson Controls Interiors (JCI) en Puebla y amenazaron a trabajadores/as del primer turno, que fueron asaltados/as a palazos y con piedras. Además, dos miembros del Comité Ejecutivo de la recientemente formada Sección 308 del Sindicato Minero, Cándido Berruecos y Virgilio Menéndez, fueron atacados y golpeados en una oficina de la compañía y forzados a firmar cartas de renuncia.

Los mineros creen que los atacantes eran miembros de la Confederación de Organismos Sindicales (COS), el sindicato controlado por la empresa, que fue expulsada después de una huelga de tres días que montaron las personas trabajadoras en mayo de este año. Bajo el acuerdo que se firmó el 29 de mayo para finalizar la huelga, Johnson Controls dio su acuerdo a reconocer al Sindicato Minero como representante de las personas trabajadores/as y a no tomar represalias contra quienes habían hecho huelga.

Más información sobre este caso de México.

Actualización de este caso

Sube esta información a tu perfil de Facebook, para ayudarnos a que  más personas la conozcan y actúen

También te puede insteresar

Necesitamos $177

Necesitamos $177

El 17 de septiembre, los y las trabajadoras de la confección de Camboya están manifestándose en fábricas y lugares de trabajo para exigir un aumento en el salario mínimo a 177$ al mes como paso clave para el pago de un salario digno. Activistas de todo el mundo están solidarizándose con las personas trabajadoras pidiendo a las marcas que se comprometan a mejorar la vida de quienes cosen su ropa.

Tres meses después del incendio de Tazreen: ¡No olvidamos!

Tres meses después del incendio de Tazreen: ¡No olvidamos!

Tres meses después del incendio en Tazreen, muchas familias de los 112 personas trabajadoras muertas siguen esperando una compensación. La mayoría de los y las trabajadoras heridas por el incendio difícilmente son capaces de vivir sin la ayuda económica de otros familiares. Hasta ahora, los montos pagados por las marcas están lejos de ser una compensación completa y justa.
 

Pin It on Pinterest

Share This