Trabajadores de todo el mundo exigen a Adidas que negocie con los sindicatos en acciones que tendrán lugar en más de 20 ciudades, como Berlín, Los Ángeles, Milán o Dhaka. A las trabajadoras de su cadena de suministro se les deben todavía millones en salarios no pagados y en en indemnizaciones desde la pandemia.

La campaña Pay Your Workers, respaldada por 260 organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo, entre ellas decenas de sindicatos que representan a los trabajadores de la confección, sale a la calle en la Semana de Acción Mundial, del 24 al 30 de octubre de 2022, para pedir a Adidas que respete los derechos de los trabajadores y trabajadoras de su cadena de suministro.

En acciones frente a tiendas y fábricas, trabajadores, trabajadoras, sindicalistas y otros activistas llamarán la atención sobre el robo masivo de salarios que se produjo durante la pandemia, ya que las marcas trataron de explotar la crisis sanitaria mundial para aumentar sus beneficios. Las voces de los trabajadores y sindicalistas se escucharán directamente desde países como Indonesia y la India, en los que abundan los pagos insuficientes. En Europa y Norteamérica los activistas llevarán las voces de estos trabajadores a las calles comerciales. Adidas se enfrentará a las demandas de los trabajadores que hasta ahora ha ignorado.

Labour Education Foundation – Pakistan

La nueva web de la campaña señala que una de las mayores empresas de ropa deportiva del mundo, Adidas tiene la gran oportunidad -y la obligación- de tomar medidas para cumplir sus compromisos con las trabajadoras de la confección y el calzado, uniéndose a las negociaciones con los representantes sindicales y firmando un acuerdo jurídicamente vinculante que garantice la reparación del robo de salarios y el respeto de los derechos de los trabajadores.

La mayor parte de la producción de Adidas tiene lugar en países en los que los sistemas de protección social son inadecuados, si es que existen, y su aplicación suele ser muy débil, lo que significa que las trabajadoras no suelen tener ninguna fuente de ingresos si pierden su empleo. Las trabajadoras de Indonesia, Camboya y otros países clave en la producción de Adidas se enfrentan al hambre y acumulan deudas para poder pagar el alquiler y la comida de sus familias.

GSBI – Indonesia

A pesar de que en 2021 Adidas obtuvo un beneficio neto de más de 2.300 millones de dólares, la marca se niega a asumir la responsabilidad del robo de salarios en su cadena de suministro. Sólo en Camboya, a más de 30.000 trabajadoras de 8 fábricas que producen ropa de Adidas se les deben 11,7 millones de dólares. Adidas sólo tendría que pagar 10 céntimos más por producto para garantizar que su cadena de suministro está libre de robos salariales. Dado que la marca está dispuesta a pagar más de 800 millones de dólares por patrocinar a la Fifa, parece poco probable que no pueda permitírselo.

Hasta ahora, Adidas se ha negado a responder a una carta de los sindicatos en la que se les pedía que negociaran un acuerdo jurídicamente vinculante para garantizar los salarios, las indemnizaciones y el derecho a organizarse y negociar colectivamente.

Es hora de que Adidas firme un acuerdo vinculante sobre salarios, indemnizaciones y libertad de organización para garantizar que a las trabajadoras de su cadena de suministro no les vuelvan a robar el dinero que han ganado.

El impago de las indemnizaciones es endémico en la industria textil mundial. Es hora de presionar a las marcas para que se sienten a la mesa de negociaciones de una vez por todas y firmen una solución. #PayYourWorker #RespectLabourRights

Pin It on Pinterest

Share This