Salarios miserables para la mujeres que confeccionan los balones del Mundial de Fútbol

11/julio/2006 | Noticias

 

Mientras las compañías de ropa y artículos deportivos ven aumentar sus beneficios considerablemente gracias al Mundial de Fútbol de Alemania, las mujeres Tailandesas que cosen los balones adidas ganan menos de lo que necesitarían para su subsistencia.

Un estudio realizado por la Thai Labour Campaign (TLC) pone de manifiesto que las trabajadoras de Molten (Tailandia), una empresa de capital Tailandés y Japonés que produce el balón adidas Teamgeist (espíritu de equipo) football, que se ha utilizado durante el Mundial de Alemania, ganan menos de 173 baht diarios (3,6 euros).

Las tres comidas diarias básicas les cuestan el 77% de este sueldo. Una trabajadora de esta factoría explico al equipo de investigación que trabajando todas las horas que la empresa le exigía conseguía un salario de 9.700 baht (201 euros) mensuales. La cobertura de sus necesidades más básicas (comida, transporte, vivienda compartida, cuidados personales y los cuidados de su único hijo) requería alrededor de 8000 baht (166 euros) mensuales. El balón Teamgeist se vende por un precio aproximado de 100 euros.

El informe completo titulado The Life of Football Factory Workers in Thailand  està disponible aquí

También te puede insteresar

Las marcas todavía están muy lejos de garantizar un salario digno

Las marcas todavía están muy lejos de garantizar un salario digno

La Campaña Ropa Limpia ha publicado "Salarios Dignos", un estudio en profundidad sobre lo que están haciendo 50 de las marcas más importantes de Europa, entre ellas tres españolas (Desigual, Mango e Inditex) para garantizar que las trabajadoras que elaboran las prendas que venden reciben un salario digno. Este estudio demuestra lo lejos que se encuentran las empresas para garantizar este derecho fundamental.

El activista laboralista chino Meng Han es declarado culpable y condenado a 1 año y 9 meses

El activista laboralista chino Meng Han es declarado culpable y condenado a 1 año y 9 meses

El último de los activistas chinos detenidos en diciembre, Meng Han, fue juzgado hoy por el tribunal de distrito de Panyu, en el sur de China. Se declaró culpable de "reunir a una multitud para perturbar el orden social" y ha sido condenado a 1 año y 9 meses de prisión. Expresó que no recurrirá la sentencia.

Pin It on Pinterest

Share This