Un año después, la lucha por la justicia continúa

26/noviembre/2013 | Noticias

El 24 de Noviembre de 2012, se producía en una fábrica de ropa en las fueras de Dhaka, Tazreen Fashions, el incendio más grave en la historia de la industria en Bangladés.

Un año después del incendio, la Campaña Ropa Limpia y ILRF ( International Labor Rights Forum) ( piden una acción inmediata y urgente a todas las marcas asociadas a la fábrica Fashions Tazreen para:

 

  • comprometerse a trabajar en conjunto con otras marcas y las partes interesadas con el fin de garantizar una compensación completa y justa para todas las víctimas del incendio Tazreen, de acuerdo con el régimen establecido para la tragedia de Rana Plaza.
  • comprometerse a aportar una contribución económica justa para el proceso y la garantía de que esté totalmente financiado por un fondo de compensación completo y justo.

 

Sólo C & A, Karl Rieker, El Corte Inglés y Li & Fung han manifestado su intención de trabajar con otras partes involucradas para desarrollar un marco de compensación para las víctimas de Tazreen.

Hasta la fecha sólo C & A se ha comprometido a una compensación sustancial y desarrollar un sistema para asegurar que los fondos se distribuyen entre las víctimas. Li & Fung también ha hecho pagos. Mientras que algunas marcas relacionadas con Tazreen han declarado que van a hacer contribuciones voluntarias, ninguna otra marca ha pagado las cantidades adecuadas. Estas empresas incluyen: Delta Apparel (EE.UU.), Dickies (EE.UU.), Disney (EE.UU.), Edinburgh Woollen Mill (Reino Unido), El Corte Inglés (España), Enyce (EE.UU.), Karl Rieker (Alemania), KiK (Alemania), Piazza Italia (Italia), Sears (EE.UU.), Teddy Smith (Francia), y Wal-Mart (EE.UU.).

Mirjam van Heugten de la Campaña Ropa Limpia internacional, ha comentado: «Mientras que los ejecutivos de la marca miran hacia otro lado y esquivan su responsabilidad, los y las supervivientes y las familias de las personas fallecidas han perdido su única fuente de ingresos, y tienen altos costes médicos y las lesiones que les impiden encontrar un nuevo trabajo, incluida la dolorosa cicatriz psicológica. Al no tomar ninguna acción o retrasar el pago de las indemnizaciones por parte de las marcas se condena a las personas a vivir en la pobreza y el dolor «.

Amirul Haque Amin, secretario general de la Federación Nacional de Trabajadores de la Confección (NGWF) ha dicho: «Algunas personas trabajadoras fueron expulsadas ​​de las familias porque no pueden trabajar y necsitaban medicamentos caros después del incendio. Es una pena que estas personas que hacían la ropa de las marcas implicadas y que frecuentemente han perdido algún ser querido sigan esperando la compensación después de 12 meses. «

CRL y ILRF quieren destacar entre las marcas implicadas a Wal-Mart (EE.UU.), por no haber tomado ninguna medida a pesar de que la mayor parte de la producción de la fábrica estaba destinada a Walmart. «Como el mayor minorista del mundo, Wal-Mart tiene una gran responsabilidad para garantizar la seguridad de las personas que hacen su ropa. Su afirmación repetida de no haber autorizado la subcontratación no es excusa para obviar su responsabilidad. Por no tomar ninguna medida para indemnizar a las víctimas desde el devastador incendio de Tazreen, Walmart ha mostrado desprecio por la vida humana «, dice Liana Foxvog de ​​Trabajo Foro Internacional Derechos.

Algunos familiares de las víctimas se enfrentan a la doble injusticia, por una parte la de haber perdido a un/a miembro de la familia y por otra parte algunos funcionarios les niegan la existencia de sus seres queridos, ya que la lucha para identificar los cadáveres continúa, lo que les impide acceder a una indemnización.

Mientras que algunos pagos han sido realizados por el gobierno bangladeshí , C&A, Li&Fung y Asociación de Productores y Exportadores de Confección de Bangladesh (BGMEA), han dado una pequeña parte del dinero que se necesita y, además, la mayoría se ha distribuido desigualmente y sin la suficiente transparencia.

Desde el trágico derrumbe del edicio de Plaza Rana en abril de este año, se ha desarrollado un método de cálculo y distribución de la compensación por pérdida de ingresos y de atención médica por las marcas de ropa y otras partes involucradas que están en el Acuerdo firmado, utilizando las directrices establecidas por la Organización Internacional del Trabajo sacadas del Convenio 121 sobre las prestaciones por accidentes del trabajo y basándose en modelos de compensación de los anteriores desastres de la industria textil de Bangladesh.

 

También te puede insteresar

1 de mayo. Reivindicamos el derecho a la libre sindicalización de las trabajadoras de la industria de la confección

1 de mayo. Reivindicamos el derecho a la libre sindicalización de las trabajadoras de la industria de la confección

La libertad de asociación y los convenios colectivos son imprescindibles para garantizar la legítima defensa de los derechos de las personas trabajadoras en la industria de la confección, y para garantizar un salario y condiciones de trabajos dignos. Esta crisis global no puede servir de excusa para vulnerar los derechos fundamentales.

Pin It on Pinterest

Share This