Diez años después de uno de los incendios más mortíferos en fábricas de Bangladesh, marcas como Walmart siguen ignorando la seguridad.

24/noviembre/2022 | Noticias, Seguridad y salud

Hoy, las trabajadoras del sector de la confección de Bangladesh conmemoran una década desde el incendio más mortífero de la historia del país ocurrido en la fábrica Tazreen Fashions. En este día de recuerdo hacia las víctimas, nos comprometemos a seguir luchando por la seguridad en el lugar de trabajo y por la justicia en Bangladesh y en otros lugares. Aunque se han hecho progresos considerables, aún queda mucho por hacer y hay que vigilar los avances: esto incluye la necesidad de que las marcas que estaban relacionadas con la fábrica de Tazreen y que todavía no lo han hecho, firmen por fin el Acuerdo de seguridad que protege a las personas trabajadoras de Bangladesh.

Diez años después del fatídico día 24 de noviembre, recordamos a los que murieron y nuestros pensamientos están con los que todavía sufren las consecuencias del incendio. Al menos 112 personas murieron en aquel incendio, muchas de ellas porque no pudieron escapar, atrapadas entre salidas cerradas y ventanas con barrotes. Este no fue el primer incidente importante en una fábrica de ropa en Bangladesh: durante años las marcas y los propietarios de las fábricas habían sido conscientes de los riesgos de producir en fábricas que incumplían las normas más básicas de seguridad, pero no actuaron. Sólo después de que se derrumbara el edificio Rana Plaza, exactamente seis meses más tarde, las marcas se apresuraron a actuar y firmaron el Acuerdo de Seguridad contra Incendios y de los Edificios en Bangladesh, legalmente vinculante.

Una década después, todavía hay marcas que siguen haciendo oídos sordos e ignoran las lecciones de las muertes evitables en Tazreen y Rana Plaza. Algunas de las principales marcas relacionadas con el incendio de Tazreen, como Walmart, Sears y Disney, así como las marcas implicadas en el derrumbe de Rana Plaza, como la cadena de supermercados francesa Alcampo, JC Penney, The Children’s Place y, de nuevo, Walmart, aún no han firmado el Acuerdo Internacional sobre Seguridad y Salud en la Industria Textil y de la Confección. Este acuerdo vinculante, firmado entre sindicatos y marcas, ha sustituido al Acuerdo inicial de Bangladesh y ampliará su programa de seguridad más allá de este país. «Es una vergüenza que mientras 186 marcas han firmado este acuerdo, algunas rezagadas, sobre todo varias marcas que tienen experiencia de primera mano con la muerte de trabajadores en sus fábricas que son más bien trampas mortales, no se hayan comprometido a proteger la seguridad de las trabajadoras en su cadena de suministro», dijo Kamrul Hasan, de la Federación Akota de Trabajadores de la Confección.

En este día, el Centro Europeo para los Derechos Constitucionales y Humanos y la ONG Femnet, con el apoyo de varios sindicatos de Bangladesh, han enviado una carta de aviso a las marcas que entran en el ámbito de la ley alemana sobre la cadena de suministro, que entrará en vigor el 1 de enero del año que viene, y que aún no han firmado el Acuerdo: las marcas alemanas Tom Tailor y Deichmann, el gigante sueco IKEA, y el minorista online estadounidense Amazon. Esta carta advierte de que si las empresas no se adhieren a la iniciativa, que es el mejor mecanismo de protección de la industria para los trabajadores, podrían enfrentarse a acciones legales en virtud de la ley.  Pese a que no deberían ser necesarias las acciones legales para que las marcas se tomen en serio la seguridad de sus trabajadores, esperamos que este sea el último empujón para que grandes marcas como Amazon e IKEA firmen el Acuerdo, y hagan que más empresas rezagadas les sigan.

Diez años después del incendio de Tazreen, y más de nueve años desde el inicio del programa para mejorar la seguridad en las fábricas de Bangladesh, el Acuerdo ha demostrado su eficacia. Es un instrumento jurídicamente vinculante, que obliga a las marcas a rendir cuentas de sus proveedores y proporciona a las personas trabajadoras mecanismos para denunciar problemas de seguridad de forma efectiva. Ha evitado que se produzcan nuevas tragedias al hacer que las fábricas sean notablemente más seguras. La red internacional Campaña Ropa Limpia, junto con sus socios bangladesíes y sus aliados mundiales, seguiremos vigilantes respecto a la actividad del Acuerdo en Bangladesh, reclamando la adopción de medidas en caso de incumplimientos, siendo transparente sobre sus operaciones y asegurando que las personas trabajadoras puedan hablar sin temor a represalias por parte de la dirección de las fábricas.

Para las personas trabajadoras que resultaron heridas y para las familias de las fallecidas en incidentes en las fábricas en la última década desde el incendio de Tazreen, es importante garantizar el acceso a una compensación económica. Este año, por fin, el gobierno de Bangladesh, en asociación con los empresarios, los sindicatos, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Alemania y los Países Bajos, ha puesto en marcha un proyecto piloto de seguro de accidentes laborales para los trabajadores de la confección, que proporcionará a las personas heridas y a sus familiares una indemnización por pérdida de ingresos y gastos médicos. Para que este proyecto piloto tenga éxito, es fundamental que las marcas y los minoristas internacionales incluyan en sus contratos con los proveedores los costes relacionados con el seguro de accidentes, y que los empresarios hayan registrado a todos sus trabajadores y trabajadoras. Además, aunque esperamos que este proyecto piloto conduzca a un plan de seguros de accidentes completo para la industria de la confección en Bangladesh, también es vital no olvidar a aquellos que siguen sin ser indemnizados en la última década y hacerles justicia.

Amin Amirul Haque, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores de la Confección, ha declarado que, diez años después de Tazreen, han cambiado muchas cosas: «Tras los trágicos incidentes de Rana Plaza y Tazreen Fashion han cambiado muchas cosas, pero desgraciadamente el estado del derecho de organización y de la negociación colectiva no ha cambiado. Además, Bangladesh sigue estando muy lejos de conseguir salarios dignos e igualdad de género». Al comentar los esfuerzos que se están realizando para mejorar las condiciones de trabajo en la industria de la confección, declaró: «Se está trabajando en diferentes iniciativas, incluida la próxima ley de debida diligencia de la UE. Para hacer cumplir la legislación laboral en el sector de la confección, los trabajadores y las organizaciones de trabajadores deben formar parte desde el inicio de la puesta en marcha y del mecanismo de reclamación y cumplimiento. La ley no será eficaz si sólo la elaboran los organismos de la UE sin la participación de la sociedad civil».

Recursos

– El sitio web del Acuerdo Internacional está disponible en: http://internationalaccord.org
– La Campaña Ropa Limpia hace un seguimiento de las marcas que han firmado o no el Acuerdo aquí: http://cleanclothes.org/Accord-tracker  
– Más información sobre la historia del seguro de accidentes laborales de Bangladesh: https://cleanclothes.org/news/2022/press-release-the-toilsome-history-of-bangladeshs-new-landmark-employment-injury-insurance-eii-scheme-for-garment-workers-
– El sitio web de Tazreen Claims Trust está aquí: http://tazreenclaimstrust.org/

También te puede insteresar

La campaña ‘Cambia Tus Zapatos’ emprende una marcha virtual hasta Bruselas

La campaña ‘Cambia Tus Zapatos’ emprende una marcha virtual hasta Bruselas

Hoy se ha presentado la aplicación móvil Change Your Shoes, a través de la que cualquier persona puede sumar sus pasos a modo de firmas online en apoyo a las demandas de ‘Cambia Tus Zapatos’. Para tal presentación, la campaña publica hoy un nuevo vídeo en el que la protagonista nos lleva todavía más lejos que Bruselas para descubrir en qué condiciones se fabrica mayoritariamente el calzado.

Pin It on Pinterest

Share This