MARTA ARROYO www.elmundo.esMADRID.- ‘La ropa que favorece a todo el mundo’ es el lema de la campaña que la ONG IDEAS, en colaboración con la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), CCOO , Ecologistas en Acción, Setem y Madre Coraje, ha lanzado para concienciar a las empresas y distribuidores textiles, a las administraciones públicas y a los consumidores, de la necesidad de comprar ‘moda con conciencia’.

 

Los promotores de la campaña consideran que la ropa que favorece a todo el mundo es aquella que ha seguido un proceso de fabricación justo, en el que se han respetado el medio ambiente y los derechos laborales de los trabajadores, en un sector que da trabajo a más de 100 millones de personas, entre ellas a tres millones de menores, sólo en India e Indonesia.

 

Para fomentar un consumo responsable, las organizaciones argumentan diez razones. Entre ellas, destaca el crecimiento del algodón manipulado genéticamente, que ya supone una quinta parte de la producción mundial y que condena a los agricultores de los países pobres a un círculo de deuda y dependencia.

 

La defensa de un cultivo más respetuoso con la naturaleza es otro de los motivos a tener en cuenta a la hora de comprar, ya que el algodón recibe el 25% de los plaguicidas utilizados en el mundo, genera un consumo abusivo de agua (1.200 litros por kilo cosechado) y provoca una gran contaminación y salinización de la misma.

 

Transnacionales fuera de la leyLa portavoz de Comisiones Obreras, Victoria Montero, ha recordado que «la mayoría de la ropa que compramos se fabrica en zonas francas de países del Sur donde no se respetan los convenios internacionales» y ha apelado a la responsabilidad de todos para demandar ropa fabricada en condiciones justas y obligar a las transnacionales a cumplir la normativa.

 

A pesar de las críticas, las organizaciones se niegan a facilitar un listado de empresas que podrían denominarse éticas, «porque ni todas son totalmente blancas, ni todas son totalmente negras». Así, aunque afirman que hay empresas subsiadiarias de grandes grupos textiles españoles como Inditex (Zara) e Induico (el Corte Inglés) que incumplen la legalidad, señalan que ambos han adoptado medidas para mejorar las condiciones laborales de sus empleados.

 

En este sentido, las organizaciones han destacado el incremento de las ventas de los productos de comercio justo en el mundo y han señalado que, pese a que aún no hay una oferta suficiente de establecimientos de ropa, si hay demanda de los consumidores, ocurrirá lo mismo en el sector textil.

Pin It on Pinterest

Share This