La fábrica Kingsland Garment producía ropa interior para la empresa sueca H&M y el gigante estadounidense Walmart. Kingsland junto con H&M y Walmart han acordado pagar 205.000 dólares a alrededor de 160 trabajadoras. Los dueños de la fábrica decidieron cerrar las puertas sin previo aviso y sin pagar los salarios debidos ni las indemnizaciones por despido que marca la ley de Camboya en Diciembre de 2012. 

Desde entonces las trabajadoras, algunas de las cuales trabajaban para la fábria desde 1997, iniciaron una acampada a las puertas de la fábrica las 24 horas del día para tratar de coger a los dueños y evitar que entrasen a llevarse la maquinaria y otros equipos.

«Cuando nos enteramos de la noticia todas nos pusimos a gritas. Estábamos muy felices». Or Skuong es una de las trabajadoras que ha resistido estos meses delante de la fábrica.

El 8 de Febrero un grupo de 70 trabajadoras acudió a Phnom Penh Tower, el edificio donde se encuentran tanto las oficinas de H&M como las de la Embajada de Suecia en Camboya para hacr llegar su petición.

Es la primera vez que las marcas internacionales y sus proveedores se sientan a negociar un acuerdo con los trabajadores y sus representantes sindicales en Camboya. Un comité que incluye a trabajadores, representantes sindicales, marcas internacionales, proveedor y representantes del gobierno de Camboya acordarán cómo distribuir el dinero que se repartirá dentro de 2 semanas.

Para saber más: http://www.cleanclothes.org/news/kingsland-victory

 

Foto: Heather Stilwell

Pin It on Pinterest

Share This