10 años después de que más de 250 personas murieran en el incendio de Ali Enterprises en Pakistán, el más mortífero de la historia de la industria textil mundial, persisten las violaciones a la seguridad con consecuencias mortales en las fábricas proveedoras de Zara, H&M, C&A y Bestseller. Un nuevo informe de la Campaña Ropa Limpia revela los intentos de estas marcas por retrasar la ampliación del Acuerdo Internacional para la Salud y la Seguridad en la Industria Textil y de la Confección.

El 11 de septiembre de 2022 se cumplen 10 años del catastrófico incendio de Ali Enterprises en la ciudad de Baldia, Karachi, en Pakistán, donde más de 250 trabajadores y trabajadoras del sector de la confección perdieron la vida debido a las numerosas y graves violaciones de la seguridad en la fábrica. Al no existir todavía ningún acuerdo vinculante entre las marcas de ropa y los sindicatos para mantener la seguridad, las personas trabajadoras pakistaníes de la confección y el textil siguen estando hoy en día en las mismas condiciones de inseguridad que condujeron a este horrible desastre hace una década.

En este día, recordamos y nos solidarizamos con las familias de las víctimas y los supervivientes.

La Campaña Ropa Limpia y los grupos de defensa de derechos laborales también se unen en todo el mundo para llamar la atención sobre los continuos problemas de seguridad en las fábricas de Pakistán y para denunciar públicamente a marcas como Zara, H&M, C&A y Bestseller que están retrasando a propósito la ampliación del Acuerdo que protegería la seguridad de las personas trabajadoras. Está muy claro que las iniciativas dirigidas por la industria y las auto auditorías han fracasado, y Ali Enterprises es sólo un ejemplo de ello. La fábrica de Ali Enterprises fue certificada por la conocida empresa de auditoría social Rina Associates, que la calificó de «segura«, sólo unas semanas antes del devastador incendio. La ampliación del Acuerdo a Pakistán puede garantizar la realización de inspecciones creíbles e independientes, la aplicación de medidas correctoras, la impartición de formación en materia de seguridad y la creación de un mecanismo de denuncia para asegurar la seguridad.

Para demostrar la necesidad de un acuerdo de seguridad independiente y vinculante en Pakistán, la Campaña Ropa Limpia ha publicado datos que muestran los recientes incidentes y los actuales peligros para la seguridad en las cadenas de suministro de estas marcas, que podrían haberse evitado o resuelto ampliando el Acuerdo al país.

El informe da cuenta de las espantosas violaciones a la seguridad que ocurren en las fábricas de Pakistán. Los y las trabajadoras que suministran a C&A, H&M y Bestseller informaron sistemáticamente de que las salidas estaban bloqueadas en sus fábricas. En las fábricas que producen para H&M y Bestseller también se denunció haber presenciado explosiones y haber estado expuestos a descargas eléctricas y sustancias nocivas. Desde las fábricas de Zara y H&M declararon haber presenciado un incendio en sus fábricas. Esto se suma a los informes públicos sobre fugas de gas y explosiones de bombonas en las fábricas de Bestseller y H&M. La mayoría de las personas encuestadas para el informe informaron de la ausencia de escaleras y salidas ignífugas.

Aunque los altos cargos del Acuerdo han recomendado el inicio de un programa en Pakistán, los representantes de las marcas en el Comité Directivo, entre ellos Inditex (Zara), H&M, C&A y Bestseller, se han negado a unirse a sus homólogos laborales para apoyar el inicio. En cambio, los representantes de las marcas han conseguido retrasar una y otra vez el proceso, hasta el punto de que su postura no sugiere precaución, sino obstrucción intencionada.

Desde la Campaña Ropa Limpia pedimos a estas marcas que dejen de retrasar el proceso de ampliación en el seno del Comité Directivo del Acuerdo. Les instamos a que, al ampliar el Acuerdo, inicien inmediatamente inspecciones independientes de sus fábricas en Pakistán.

Nasir Mansoor, Secretario General de la Federación Nacional de Sindicatos afirma que «Inditex, H&M, C&A y Bestseller se benefician gustosamente de los esfuerzos de sus trabajadores en Pakistán; sin embargo, cuando se trata de su seguridad, nunca es una prioridad para estas marcas. Las negociaciones del acuerdo no son un juego, ya que se pone el peligro la vida de las personas. Estas marcas deben aceptar ampliar el Acuerdo a Pakistán ahora y extender el acuerdo más allá de 2023″.

Por su parte, Saeeda Khatoon, de la Asociación de Afectados por el Incendio de la Fábrica de Ali Enterprises indica que “sólo en los últimos 18 meses se han producido más de 30 incidentes gravesde seguridad en fábricas de confección y textiles en Pakistán. Más de una docena de personas han muerto y otras han resultado heridas. Estos incidentes podrían haberse evitado y se podría haber salvado la vida de estas personas si estas marcas no hubieran retrasado a propósito la expansión del Acuerdo a Pakistán.

Para Ineke Zeldenrust, de la Campaña Ropa Limpia, “el informe de incidentes de la Campaña Ropa Limpia dibuja un panorama aterrador de la seguridad de los trabajadores en Pakistán. Pero lo que da aún más miedo es que no conocemos el verdadero alcance de las violaciones de la seguridad en las fábricas. Si las marcas dejaran de obstruir el progreso y accedieran a permitir que el Acuerdo Internacional llevara a cabo inspecciones independientes de las fábricas en Pakistán, podríamos empezar a conocer las renovaciones y reparaciones de las fábricas que hay que hacer para proteger la seguridad de las personas.»

Notas:

Informe previo sobre la seguridad en las fábricas de Pakistán de junio de 2022: Las trabajadoras de la confección de Pakistán denuncian la alarmante falta de salidas de emergencia una década después del mortífero incendio de Ali Enterprises

Pin It on Pinterest

Share This