El 8 de febrero de 2021 diecinueve mujeres y ocho hombres murieron en un taller textil en Tánger, cuando las fuertes lluvias registradas esos días inundaron el sótano en el que trabajaban, y provocaron un cortocircuito.

Esta tragedia es una evidencia más de la urgencia de mejorar las condiciones laborales de las personas trabajadoras en la industria textil de Marruecos, y de lo necesario que es un acuerdo internacional vinculante en materia de seguridad, que obligue a marcas, minoristas y dueños de las fábricas a garantizar unas condiciones de trabajo seguras.

Llamamiento de las familias víctimas de la tragedia de Tánger.

Nosotros, los familiares de las trabajadoras/es víctimas de la tragedia de Tánger, nos hemos reunido cuarenta días después de este drama, que ha sido denunciado por la opinión pública nacional e  nternacional.

Tras un tiempo de recogimiento y recuerdo, hemos discutido las condiciones trágicas que se habían producido en esta unidad industrial que empleaba desde hace muchos años a más de 150 trabajadoras y trabajadores, sin ningún respeto por las medidas de higiene ni de seguridad. Nuestros hijos habían aceptado trabajar en estas condiciones inhumanas con el fin de proveer a las necesidades de sus familias necesitadas. Este trabajo les ha costado la vida, privando a sus familias de su presencia y de sus ayudas financieras.

Han pasado cuarenta días, y ni el Estado ni las instituciones responsables han aportado ningún apoyo moral ni material a las familias en duelo. En consecuencia, reclamamos lo siguiente a las autoridades responsables:

  • La constitución de un comité independiente para investigar la tragedia e identificar a los responsables y condenarlos
  • Aportar un apoyo urgente financiero a las familias de las víctimas
  • Aportar un apoyo médico y psicológico a las familias de las víctimas
  • Proveer la seguridad social y cobertura sanitaria como un derecho para las familias de las víctimas
  • Devolver los efectos personales perdidos durante la tragedia a las familias
Hacemos un llamamiento igualmente a todas las fuerzas vivas, democráticas y a la sociedad civil internacional y nacional a aportar solidaridad y apoyo a las familias de las víctimas.
Hicham Ben Ayad – Tío de la víctima Aicha Ben Ayad
Meryam Tawfik – Familia de la víctima Ahmed Tawfik
Abdessalam Aznagui – Padre de la víctima Yousra Aznagui
Mohamed Amjar – Padre de las víctimas Fatima-Zohra y Sanae Amjar
Mohamed El Ghalich – Hermano de la víctima Soukaina El Ghalich
Omar Allach – Familia de la víctima Oubaida Allach
Abdessalam Bourkiba – Padre de la víctima Ghizla nBourkiba
Ibrahim Hamioui – Hermano de la víctima Oussama Hamioui
Fakhita Adllidy – Tía de la víctima Saloua Khoulty10) Zineb Alhalouty – Hermana de la víctima Rachida Alhalouty
Najoua El Hayani – Mujer de la víctima Mohamed Cherif
Abdelilah Cherif – Primo de la víctima Yasine Cherif
Kaouza rKharbach – Mujer de la víctima Mohamed Alsiaha
Badia Belkhir – Madre de las cuatro víctimas Hassania, Chaima, Fatima y Amal Belkhir
Anas Adarbaoui – Hermano de la víctima Moad Adarbaoui
Assia Albouhsaini – Madre de la víctima Fatima Jaghdal
Abdeletif Afia – Padre de la víctima Mohamed Afia
Abdelbaki Khomsi – Padre de la víctima Oumaima Khoumsi
Esta iniciativa está abierta a todas las familias de las víctimas de este drama.
Para cualquier información adicional, contactar con:
Hicham Ben Ayad: 0672248320
Mohamed Bourkiba: 0662874841
Mohamed Znagui: 0611375082
Tánger, 21 de marzo de 2021

 

Pin It on Pinterest

Share This