Con motivo del noveno aniversario del terrible incendio de la fábrica Ali Enterprises en Karachi (Pakistán), los líderes sindicales piden a las marcas de ropa y textiles que garanticen la seguridad de las fábricas de su país. Con el inicio del Acuerdo Internacional para la Salud y la Seguridad en la Industria Textil y de la Confección la semana pasada, existe ahora una vía concreta para abordar la seguridad en las fábricas del país. Los líderes sindicales subrayan la urgencia de ampliar rápidamente el programa del Acuerdo a Pakistán.

El sábado 11 de septiembre se cumplen nueve años desde que un terrible incendio en la fábrica Ali Enterprises matara a más de 250 personas trabajadoras, tan solo tres semanas después de haber sido certificada como segura por una empresa de auditoría social.

Las investigaciones demostraron que unas simples medidas de seguridad habrían bastado para garantizar que las trabajadoras hubieran podido salir de la fábrica de forma segura aquel día, pero en lugar de ello quedaron atrapadas tras ventanas con barrotes y salidas bloqueadas.

Poco después de que el Rana Plaza se derrumbara siete meses más tarde, se estableció un acuerdo de seguridad vinculante entre las marcas de ropa y los sindicatos, el Acuerdo sobre la Seguridad de los Edificios e Incendios en Bangladesh; en cambio, en Pakistán no se ha hecho prácticamente nada para que las fábricas sean más seguras.

Nasir Mansoor, presidente de la Federación Nacional de Sindicatos de Pakistán, dijo:

«Seguimos oyendo hablar de incendios en las fábricas con regularidad. Nueve años después de la tragedia de Ali Enterprises, no se ha hecho nada para garantizar sistemáticamente que las fábricas de Pakistán sean más seguras. Esto significa que los trabajadores que cosen productos para empresas como Ikea, Gap y Asda siguen corriendo el riesgo de quedar atrapados en una fábrica durante un incendio todos los días, simplemente por ir a trabajar.»

«No se presta atención a la salud y la seguridad de los trabajadores. Hay alarmas anti-incendios, pero no son más que un adorno y no funcionan. Nunca nos han hablado de las salidas de emergencia ni de las medidas de seguridad en caso de incendio u otros accidentes. A menudo oímos hablar de accidentes y muertes de trabajadores en otras fábricas y tememos que si lo mismo le ocurre a la nuestra, ¿qué pasará?», dijo Mukhtar Ahmed, trabajador de una fábrica de ropa de la zona de Korangi, en Pakistán.

Fotografías de las víctimas del incendio Ali Enterprises

A finales de agosto de 2021, las marcas de ropa y los sindicatos que han cooperado en el Acuerdo de Bangladesh durante los últimos ocho años, anunciaron el lanzamiento del Acuerdo Internacional para la Salud y la Seguridad en la Industria Textil y de la Confección, un acuerdo sucesor del Acuerdo de Bangladesh que ampliará el trabajo realizado hasta ahora.

Los sindicatos y las organizaciones de derechos laborales de Pakistán han estado pidiendo que el Acuerdo se ponga en funcionamiento también en Pakistán desde 2018 y ahora renuevan su petición.

«Desde el trágico incendio de Ali Enterprises, en el que murieron más de 250 personas, los sindicatos y las organizaciones de derechos laborales de Pakistán han estado luchando para convencer a nuestros gobiernos, compradores y marcas internacionales de que tomen medidas concretas para la seguridad de los trabajadores de la confección y el textil. Llevamos cinco años trabajando para conseguir un acuerdo jurídicamente vinculante con las marcas internacionales, similar al Acuerdo de Bangladesh. Ahora, tras la firma del nuevo Acuerdo Internacional para la Salud y la Seguridad en la Industria de la Confección y el Textil y su énfasis en la expansión del Acuerdo a otros países, Pakistán está bien situado para ser el próximo país en acoger el Acuerdo. Los sindicatos y las organizaciones de derechos laborales están dispuestos a comunicar su voluntad de colaborar con todas las partes interesadas para ampliar el Acuerdo a Pakistán», dijo Khalid Mahmood, Director de la Fundación de Educación Laboral de Pakistán.

Karamat Ali, Director Ejecutivo del Instituto de Educación e Investigación Laboral de Pakistán, dijo: «Los sindicatos y las organizaciones de defensa de los derechos laborales han llegado a un consenso en los últimos años sobre cómo debería ser el Acuerdo de Pakistán. Hemos hablado con muchas partes interesadas y creemos que Pakistán está preparado para ser el primer país al que se extienda el Acuerdo: la urgencia y la voluntad son altas».

Una línea de tiempo publicada hoy por los testigos firmantes del Acuerdo de Bangladesh -Campaña Ropa Limpia, Global Labor Justice – International Labor Rights Forum, Maquila Solidarity Network, y Worker Rights Consortium- muestra una instantánea de los numerosos incidentes mortales y casi mortales en fábricas de confección y textiles fuera de Bangladesh desde principios de 2021, mostrando por qué el Acuerdo Internacional debe ampliarse urgentemente a Pakistán y otros países de alto riesgo.

Pin It on Pinterest

Share This