Shakil – Bangladesh

Foto:

Shakil tiene 13 años. Su trabajo consiste en clavar el cuero para que se seque.

Lloré todos los días durante un mes cuando llegué por primera vez desde el pueblo. El ambiente es horrible aquí. No podía respirar adecuadamente. Hasta el agua apestaba. Pero ahora, después de cuatro años trabajando aquí, el trabajo se ha vuelto más fácil para mí. El dinero que envío al pueblo está ayudando a la educación de mis hermanos.

Otros testimonios

Belal – Bangladesh
Belal – Bangladesh

Belal – Bangladesh

"Incluso cuando voy al banco después de darme una ducha, echan ambientador a mi llegada. Entiendo que la gente fuera de estas curtidurías no puede tolerar el olor, pero a veces me siento muy mal por la humillación. La gente no entiende que usan zapatos, cinturones, chaquetas y monederos hechos con este cuero."

Pin It on Pinterest

Share This